sábado, 11 de julio de 2009

Enemigos Públicos (Public Enemies, 2009)


Recomendada para: Fans de la novela policiaca y público en general.
No recomendada para: La gente que se alarma cuando ve tantita violencia.
¡Ah la década de los 30! Una época donde el estilo, la clase y el glamour era el pan de cada día, el escenario perfecto para la lucha entre las fuerzas del orden (osea los polis) y el crimen organizado representado en ese entonces por personajes de la talla de Al Capone, Bonnie y Clyde, John Dillinger, etc., criminales que cautivaron a la opinión pública con sus hazañas convirtiéndose, de un modo bizarro, en celebridades cuya reputación aún persiste. Tomando como base la novela del mismo nombre y con un reparto de ensueño, Michael Mann se reinvindica como director (el fue el pobre diablo detrás del intento fallido de revivir la franquicia de Miami Vice) con este film que sin duda recibirá unas cuantas nominaciones para los Oscares.

El año es 1933, John Dillinger (Johnny Depp) se encuentra en la cima de su carrera delictiva como asaltabancos y la policía se muestra incompetente en lo que respecta a su captura. La recién formada Oficina Federal de Investigación (FBI) encabezada por J. Edgar Hoover (Billy Crudup) en un intento de mantenerse a flote asigna al agente Melvin Purvis (Christian Bale) la díficil -y peligrosa- tarea de integrar un equipo dedicado exclusivamente a la captura de Dillinger. Entre tanto Dillinger se enamora de una chica común y ordinaria, Billie Frechette (Marion Cotillard), por quien Dillinger estará dispuesto a arriesgarlo todo incluso su propio pellejo.

La película es muy buena, destaca enormente su ambientación ya que realmente te transporta a los 30, los coches, las armas (creo que estoy enamorado de las ametralladoras Thompson) la ropa, la música, etc., todo esto es lo que en verdad le da el sabor al clásico juego del gato y el ratón (no, no me refiero a la canción guapachosa). Las escenas de persecuciones y tiroteos son excelentes (obvio, es Jack Sparrow vs Batman), están muy bien ejecutadas, son realistas, violentas y algunas bastante crudas.


El reparto, como lo mencioné, es una maravilla: de entrada Johnny Depp, quien a mi parecer es EL actor de la década, su interpretación de John Dillinger es excelente y hasta consiguieron que se pareciera un poco físicamente (chequen las fotos, ok sí, la mueca esta al revés pero no es lo importante). La presencia de su personaje en escena es incuestionable, es una especie de Robin Hood "moderno" (sólo que éste no reparte el dinero a la gente), es audaz, arrogante, galán y le patea el culo a los bancos en una época donde todos los odiaban debido a la gran crisis ecónomica -aunque esto no ha cambiado mucho que digamos-, ¿así o más cool?. Christian Bale se encuentra casi en la cima de su carrera y en esta ocasión lo demuestra personificando al chico bueno que antepone "el bienestar y la justicia" ante todo. Marion Cotillard trabaja de maravilla (no por nada ganó un Oscar) y deja en claro una vez más que no sólo es una cara bonita (es un bombón), su personaje es muy tierno y hasta conmovedor, la empatía con ella es inevitable. Otros que trabajan muy bien son Stephen Graham como el sociópata Baby Face Nelson, un asco de tipo; Jason Clarke es "Red", el fiel socio de Dillinger; Billy Crudup interpreta muy bien a Edgar Hoover, te logra caer mal pues es vilmente un político fanatista; David Wenham (quizás lo ubiques más por ser Dilios en 300 o Faramir en el Señor de los Anillos) como otro de los integrantes de la banda de Dillinger y bastante ambicioso.

Como punto negativo está el ritmo de la película, pues al llegar el clímax uno esperaría que siguiera el desenlace -como debe de ser- pero no, la trama sigue y sigue todavía por un rato y esto es lo que te hace voltear a ver tu reloj y decir "En la madre, dura 2 horas y media".

En conclusión Enemigos Públicos es un buena película, es fácil de digerir pues no tiene un trama muy complicada ni pretenciosa. Ampliamente recomendable para el público en general, si tu abuelo o papá eran fans de Los Intocables diles que te lleven a verla.

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Me latió:

1. Los tiroteos son pura adrenalina, hay ráfagas de balas por todos lados, mujeres gritando, muertos, sangre, rehenes, risas de los malos, armas con estilo (no las niñerías de hoy en día), sangre y más sangre.

2. La ambientación de la película como dije realmente te transporta a los 30's. Los hombres con trajes de 3 piezas, abrigos y sombreros, las mujeres con vestidos sexys y elegantes, salones de baile con bandas en vivo, etc. Los coches son en verdad una chulada, de cuando estaban bien hechos y no las porquerías de hoy en día hechas con latas de Tecate.

3. Las siguientes escenas:
- El primer robo de banco, bastante padre la escena y el toque final es Dillinger diciéndole a uno de los clientes que no le va a robar su dinero.
- Cuando Dillinger está convenciendo a Billie de que se fugue con él y de paso se madrea al señor que la está molestando.
- Cuando Dillinger se escapa de la prisión con un arma de madera, se madrea todos y luego sale así como si nada de la estación de policías.
- El tiroteo en el bosque, definitivamente una de las mejores escenas de tiroteos que he visto en el cine.
- Cuando Dillinger se mete a los cuarteles de la policía y se pasea por las oficinas de la división que lo persigue -cosa que según el verdadero Dillinger sí hacía-, eso sí es tenerlos bien puestos.

4. Las caras de pendejos que ponen los de FBI cuando se les escapa Baby Face Nelson, así de "vinimos porque escuchamos disparos....oops". También cuando Billie se escapa de su departamento y los agentes encargados van a ver Melvin para avisarle, tienen caras de perritos regañados.

5. Las últimas palabras de Dillinger al morir, se despide de Billie con la misma canción con la que se conocieron.

No me latió:

1. No se porque intentaron hacer ver bien a los del FBI cuando en verdad eran y son unos desgraciados. Primero tenemos la escena donde torturan a Billie y de repente llega Melvin y la "rescata" de la madriza que le estaban poniendo sus propios hombres. ¿Se supone que eso lo hace "bueno"? Osea por órdenes de él sus hombres torturan a los sospechosos pero como es un "caballero" no va a permitir que le hagan más daño a una mujer, porque seguramente con cargarla en brazos no le va a quitar la madriza que le dieron. Otra cosa que me pareció nefasta fue el agente texano Clint Eastwood wannabe que mata por la espalda a Dillinger (como vil cobarde) pero como según esto tiene mucho honor y la madre va a ver a Billie para decirle que las últimas palabras de Dillinger fueron para ella, así de "yo lo maté pero soy bien buen pedo y te lo vine a decir, ah por cierto te mando saludar mientrás se ahogaba en su propia sangre"....NO MAMEN.


Publicar un comentario