jueves, 10 de diciembre de 2009

La decadencia de Cinemex

Desconozco cual sea la cadena de cines de su preferencia pero la mía, hasta hace un tiempo, solía ser Cinemex. Y no tanto porque su servicio, sus instalaciones o su selección de películas sean de lo mejor (además de que sirven Pepsi, giac), sino porque desde hace 4 años no me cuesta el cine ahí (bueno la comida sí). Con todo y lo anterior pareciera que hoy en día la meta de su nueva administración fuese la de convertirse en la peor cadena de cines e incomodar a su clientela.

Cuando a mediados del año en curso supe que MMCinemas -cadena de cines en el interior del país- había adquirido a Cinemex, sabía que habría cambios, OBVIO, pero nunca me imaginé que serían tan molestos y terribles:

- La renovación de su sitio web: no sólo lo cambian y modifican su contenido cada 2 días, sino que la información que ahí se presenta no es confiable. Uno llega al cine confiado de que la función de X película es a tal hora y ¡¡OH SORPRESA!!! "No tenemos función a esa hora señor. ¿No preferiría mejor entrar a ver LUNA NUEVA?" ... o_O No gracias, preferiría estrellar mi cabeza contra la pared hasta quedar inconsciente y que una jauría de hienas rabiosas me devorara vivo. El punto de la cartelera web es que la gente pueda consultarla desde cualquier lugar en el que se encuentre (asumiendo que se cuenta con una conexión a Internet obvio) y decidir la función y el complejo de su preferencia. Por si fuera poco en el portal web para dispositivos móviles ni siquiera se dignan a poner si la función es en español o inglés, o si se trata de una sala "convencional" (como ellos les llaman) o si se trata de las Platino o Cinemá.

- La aparente extinción de la Macrotrivia: la promoción que por más de una década le dió la ventaja total ante sus competidores (los últimos años hasta en el radio la anunciaban). Ok sí, quizás se trate de un capricho personal, pero ir al cine gratis por 4 años me costó muchas, muchas horas de esfuerzo y dedicación, de no dormir, de comer poco, de aislarme del mundo entero para dedicarme exclusivamente al concurso. Hoy en día la nueva administración decidió mejor hacer un sorteo, dejarlo al azar, que gane cualquier hijo de vecina (en realidad hijo de alguno de los ejecutivos) por mera suerte. Llámenme mamón pero yo NO confió en el azar, no confió en la suerte y muchos menos si éstas dependen de una tómbola en un país donde las tranzas son el plan de cada día. Algunos dirán que es más justo y lo que quieran, pero esas son las personas que esperan que de la noche a la mañana sus vidas cambien por arte de magia, sin esfuerzo alguno. Tal vez me estoy adelantando a los hechos porque oficialmente no han dicho que ya no habrás más Macrotrivias pero todo apunta a que así será, espero estar equivocado.

- La nueva política para cortos y comerciales: si de por sí ya era molesto tener que chutarte 10 minutos de anuncios, la mayoría de ellos bastante malos, antes de poder ver los cortos o la película, pues ahora a la brillante nueva administración se le ocurrió intercalar los anuncios con los cortos. Sí, así como lo leen, primero te pasan un comercial, enseguida el corto de alguna película, luego otro anuncio, otro corto y el ciclo se repite X número de veces. Entiendo que lo hacen para garantizar que te chutes la publicidad antes de los cortos y la película. Se les olvida que a la gente NO LE GUSTAN LOS COMERCIALES. Ya suficiente tenemos con los veinte mil que pasan entre canción y canción en la radio, entre programa y programa de TV (incluso entre partes de un mismo programa), durante cualquier evento deportivo (esos que ponen encima de la acción), en los múltiples espectaculares que "adornan" nuestra ciudad y en incontables flyers. De nuevo, NO NOS GUSTAN LOS COMERCIALES y el hecho de que te "obliguen" -como niño chiquito al que no le toca postre si no se come sus verduras- a verlos para poder ver los cortos (que la neta son parte del encanto de ir al cine) me parece una terrible desconsideración. A este paso van a regresar a la época del intermedio sólo para pasar más comerciales.

Realmente lo de la Macrotrivia no me molesta TANTO, puedo vivir sin cine gratis (será difícil más no imposible) pero lo de la página web y los comerciales en verdad me irrita y hace poco placentera mis visitas al cine. No sé si a ustedes les moleste lo mismo que a mí, pero creo que la nueva administración de Cinemex no da una y de seguir así van que vuelan a su perdición. Yo nada más estoy esperando a que mi tarjeta de cine gratis expire (en unos 15 días aprox.) para decirle adiós a la cadena a la que fui fiel por tantos años e irme con la competencia, lo más probable a Cinemark porque tienen excelente servicio, excelentes instalaciones, excelentes palomitas y lo mejor de todo: tienen Coca-Cola.


Publicar un comentario