viernes, 28 de agosto de 2009

Arrástrame al Infierno (Drag Me to Hell, 2009)

Recomendada para: Fans de las películas absurdas, en especial las de terror onda "Flight of the Dead", "Zombie Strippers" o si te gustaron las películas de la serie "Evil Dead".
No recomendada para: Si piensas que te vas a espantar al grado de no poder dormir o si no eres muy adepto al cine absurdo.
Hace muchos muchos años antes de que brincara a la fama por Spiderman, Sam Raimi ya era bien conocido entre un sector del público muy selecto gracias a las películas de la serie "Evil Dead", las cuales son consideradas -por algunos- como de culto. El "encanto" de dichas cintas era que se trataban de un burla a las películas de horror de aquella época (los 80's), es decir que estaban pensadas para ser absurdas y tontas pero con un pequeño toque de terror. Hoy en día y con varios proyectos grandes en puerta (entre ellos la película de World of Warcraft), "Arrástrame al Infierno" marca el glorioso regreso del director al género que lo viera nacer como cineasta y vaya que le hacía falta, porque admítanlo, Spiderman 3 fue un fracaso total.

Christine Brown (Alison Lohman) es una chica sencilla que lleva una vida bastante normal y ordinaria, tiene un novio comprensivo y la posibilidad de ser promovida muy pronto en su trabajo en un banco. Cuando una de las clientas del banco, la extraña señora Ganush (Lorna Raver) , se presenta para pedir una prórroga a su crédito hipotecario, la decisión final recae sobre Christine, quien decidida a probarle a su jefe que tiene lo necesario para ser promovida, elige negar la prórroga. Enfurecida, la Sra. Ganush invoca a la demoníaca entidad conocida como Lamia, maldiciendo así a Christine y condenando su alma al infierno. A partir de entonces y con la ayuda de psíquicos, Christine tendrá que buscar la forma de impedir que la maldición se cumpla.

El guión es una auténtica maravilla, algo predecible pero nada grave. Mucho humor negro, situaciones absurdas, otras asquerosas y momentos que te hacen "brincar" de miedo e inmediatanmente después te hacen reír. Son estos últimos los que le confieren esa esencia tan especial a la película, cada una de estas escenas te "avisa" que un susto viene en camino: la música se va perdiendo poco a poco en el fondo, la cámara se queda fija y por unos momentos no pasa nada hasta que de repente ¡BOO!....JAJAJAJA. La genialidad es que aunque el espectador ya está avisado y prevenido de lo que viene, el susto y la carcajada posterior son inevitables.

Las actuaciones no son nada del otro mundo y la mayoría son instrascendentes. Alison Lohman lo hace bien interpretando a la dulce pero decidida Christine y aunque su actuación no le hará ganar ningún premio, sin duda sí le ha ganado un lugar en el corazón de los fans de este género. Lorna Raver hace un excelente papel de villana interpretando a la terrible gitana que no se detendrá ante nada para consumar su venganza. Justin Long parece estar decidido a hacerse muy famoso -últimamente hasta en la sopa lo vemos- y en esta ocasión hace el papel del novio comprensivo y amoroso que desea proteger a Christine, aunque se muestra escéptico ante la situación. Finalmente Adriana Barraza -orgullo toluquense- tiene una breve pero buena intervención como la medium que intentará vencer al Lamia. El resto de las actuaciones no sólo carecen de mucho sentido sino que además varias de ellas se sienten forzadas (la del jefe del banco por ejemplo).

Los efectos especiales son buenos pero tampoco nada extraordinarios, destaca sin duda el de las sombras cuando el Lamia ataca a sus víctimas. La banda sonora me pareció bastante mediocre pero cumple con su objetivo.

En resumen, la película es bastante entretenida y un must para los fans del género. Sam Raimi logró trasladar aquella vieja fórmula a los tiempos actuales de una extraordinaria manera-ya hay quienes la consideran una cinta de culto- y nos deja con la promesa de brindarnos más joyas como esta en el futuro cercano.

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Es muy pero muy importante que estén conscientes de que la intención de la película es ser rídicula y absurda. Si no les late esta onda NO LA VEAN, así de simple.

Me latió:

1. Sylvia Ganush se rifa como las grandes villanas de la cultura pop y asegura su lugar entre ellas. Es malvada, conoce las artes oscuras, se avienta un mano a mano con Christine -con todo y jalones de cabello y mórdidas- y aún después de muerta su alma sigue atormentando y arrancándole el cabello a Christine, PURE EVIL.

2. Debido a una terrible -y bastante obvia- confusión el bien no triunfa y Christine acaba en el infierno. En lo personal imaginaba iba a ser el novio quien muriera al final, porque como es él quien encuentra el sobre con el botón maldito, pensé que esto equivaldría a que Christine se lo hubiera regalado.

3. Las siguientes escenas:
a) La pelea entre Christine y la Sra. Ganush en el estacionamiento del banco. Sin duda de las mejores cat-fight que he visto en el cine.

b) Cuando el psíquico y Clay se ponen a discutir sobre psicología. Es la primera vez que veo a un medium con tantita materia gris y que tiene argumentos válidos.
c) Cuando Lamia ataca a Christine en su habitación, que la hace girar en el aire y luego la estrella contra un ropero.
d) La sesión espiritista para tratar de vencer a Lamia es sin duda la mejor escena de la película tanto por su realización como por el impacto que tiene. Esta escena en otro contexto seguro causaría pesadillas a muchos.

e) Cuando Christine decide ir a desenterrar el cadáver de la Sra. Ganush para regresarle la maldición. El encanto esta en lo absurda y asquerosa que resulta la escena.
f) Cuando Christine se da cuenta que no se deshizo del botón y es arrastrada al infierno.

4. El pañuelo embrujado que ataca a Christine.

5. ¡¡¡¡La cabra maldita es PRICELESS!!!!

No me latió:

1. Tanto el jefe de Christine, como su rival del trabajo y los padres deClay están de relleno además de que sus actuaciones son nefastas. En particular odié a la madre de Clay, un hígado de vieja.

2. A pesar de que lo absurdo es la constante, la escena donde cae el yunque fue demasiado random y tonta, sólo falto que tuviera inscrito ACME.

3. Dado que soy un amante de los gatos no me gustó nada de nada que Christine sacrificara a su gatito como ofrenda para el Lamia.

4. No entendí que onda con la mosca "maldita", se me hizo igual de chafa e irrelevante que la mosca de "El Aro" (The Ring).


Publicar un comentario