jueves, 3 de septiembre de 2009

Te Amaré Por Siempre (The Time Traveler's Wife, 2009)

Recomendada para: Fans de los dramones, románticos sin remedio y quienes gusten de ver escurrir miel de la pantalla.
No recomendada para: Aquellos que sientan aversión por todo lo meloso.
Dicen las malas lenguas que cuando Brad Pitt y Jennifer Aniston eran una feliz pareja querían protagonizar esta película y por eso compraron los derechos de la novela . Si bien lo anterior suena a chisme de revista de espectáculos barata, lo cierto es que los derechos sí los tienen ellos y Brad Pitt comparte incluso créditos como productor de la cinta. Basada en la "famosa" novela del mismo nombre, llega esta cinta que hace un enorme esfuerzo por tratar de ganarse un lugar en los corazones de los fans del género (algo así como The NoteBook o Ghost) pero que a final de cuentas se queda en el camino.

Henry DeTamble (Eric Bana) es un hombre que padece los efectos de una condición genética inusual: viajar en el tiempo. Lo anterior no sonaría nada mal de no ser porque Henry no tiene control alguno sobre la frecuencia, duración o destino de dichos viajes, de modo que llevar una vida "normal" le es imposible. Un día mientrás se encuentra trabajando se topa con una bella joven, Clare Abshire (Rachel McAdams), quien le asegura se conocen desde hace tiempo debido a los viajes de Henry (la neta es que la chava está locamente enamorada de él). El amor entre ellos se da casi de manera instantánea y juntos buscarán la forma de hacer funcionar su relación a pesar de las dificultades que la condición de Henry traerá consigo.

No he leído el libro -y francamente no me llama la atención- así que ignoró que tan fiel al mismo sea, pero el guión de la película está muy chafa . De entrada el pésimo manejo de la combinación romance-drama repercute demasiado en el ritmo de la cinta (la primera hora es aburridísima) y a final de cuentas el espectador acaba interesado únicamente en averiguar que onda con los viajes en el tiempo. Por otro lado un gran número de escenas se sienten como de sobra, se nota que la intención de las mismas era que los fans del libro pensarán "¡Vaya!, sí respetaron esto o aquello, ¡QUE BUENA ONDA!", pero en realidad se quedan lejos de aportar algo.

Las actuaciones tampoco destacan mucho que digamos. Rachel McAdams es quien trabaja mejor y con una actuación buena pero sencilla logra que su personaje sea insoportable por instantes y adorable en otros. Eric Bana decepciona un poco con su actuación, no sé si porque el papel le quedó grande o porque el personaje es así de chafa en el libro también, pero como que nomás no hace clic (en lo personal creo que a todos nos cae mejor cuando está pateando traseros). Los demás personajes son totalmente irrelevantes, la mayor parte del tiempo se te olvida que existen y que están en pantalla. La excepción de esto es la pequeña Brooklyn Proulx, quien interpreta a Clare de niña y que para su edad hace un buen papel dejándonos con ganas de seguir con atención su carrera.

Creo que el gran error de la película es la forma en que se ha promocionado en nuestro país, el título en español y la leyenda "Del escritor de Ghost" le hacen a uno pensar que verá una historia de amor del mismo calibre. Si bien el romance de la cinta no es malo tampoco está a la altura de otras producciones del género, en parte por el enfoque que se le da a los viajes en el tiempo, muy confuso quizás para quienes sólo acudan a verla esperando derramar miel.

En conclusión la película es -guardando la debida proporción- como la versión melosa de El Efecto Mariposa (The Butterfly Effect), recomendable únicamente para l@s muy romántic@s. Si les llega a gustar la película no estaría de más que le echaran un ojo al libro, pues según la crítica es bastante bueno.

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Me latió:

1. En cierto punto de la cinta Henry ve a su yo del futuro agonizar. Este incidente le da un giro inesperado a la historia la cual acaba por centrarse en resolver la incógnita de como, cuando y porque Henry va a morir.

2. Las siguientes escenas:
a) Cuando Henry viaja al pasado y se encuentra a su mamá en el metro. La escena es linda y emotiva, como buena onda.
b) La boda de Henry y Clare. Henry hace un viaje al pasado justo antes de que la ceremonia empiece pero su yo del futuro hace lo mismo para suplirlo en la boda, hacia el final de la noche los Henry se intercambian nuevamente. Suena confuso pero toda la secuencia resulta divertida.

3. La pareja tiene dificultades para concebir un hijo por lo que Henry decide hacerse la vasectomia para ya no pelear por eso. Clare se la "aplica" de una manera muy inteligente: se embaraza del Henry del pasado en uno de sus viajes al futuro (el presente de ella).

No me latió:

1. El título de la película es una porquería, no me quiero imaginar en la cabeza de que inepto "Te Amaré Por Siempre" era la mejor opción.

2. Jamás te explican bien que onda con la condición de Henry, a lo más te dicen que se parece un poco a la epilepsia pero en vez de acabar revolcándote en el suelo viajas en el tiempo....claro. Lo peor es que todas las veces que Clare pierde a sus bebes es porque estos heredaron la condición de Henry y viajaban en el tiempo, es decir, el feto viajaba y moría por estar fuera del útero.....¡¡OK!! Me resulta gracioso pensar que bajo el supuesto de la película, uno iría caminando como si nada por la calle y de la nada se le aparecería un feto.

3. Henry y su hija viajan en el tiempo, se encuentran consigo mismos y con sus seres queridos una y otra vez, todo esto sin presentar ningún tipo shock o trauma psicológico. Es absurdo pensar que si se me aparece mi yo del futuro me voy a poner a charlar con él como si nada o que el verme morir me va a resultar trivial.

4. La idea de que todo está escrito y destinado como que no me convence mucho. Entiendo que Henry no pudiera alterar el pasado ya que eso traería consigo la paradoja de que sucedería si lo hiciera, pero lo que sí es absurdo es que tampoco pueda hacer nada por su futuro.


Publicar un comentario