viernes, 27 de noviembre de 2009

2012 (2012, 2009)

Recomendada para: Fans de las películas de destrucción mundial como Día de la Independencia (Independence Day), El Día Después de Mañana (The Day After Tomorrow) o Impacto Profundo (Deep Impact).
No recomendada para: Si la destrucción sin sentido no te agrada o si estás muy clavado con las profecías y teorías del 2012.
El 2012 será el año en que por segunda ocasión en mi vida, tenga que enfrentarme a lo que al parecer será el fin del mundo. La primera vez fue en el 2000, cuando todos juraban que todo colapsaría gracias a que los computólogos de antaño sencillamente la regaron. Llegó el Y2K y no sucedió gran cosa, todo siguió tal cual y ni siquiera hubo una película palomera al respecto, que seguramente hubiera tenido a Bruce Willis golpeando malhechores mientrás reprogramaba todas las computadoras del mundo. Nadie sabe a ciencia cierta que sucederá en el 2012, hay quienes dicen que la humanidad entrará a una etapa de iluminación (sea lo que sea que eso signifique), otros que una nave espacial vendrá a salvarlos, etc. Pero entre que si son peras o son manzanas, existe un hombre para el cual el 2012 significa hacer dinero: Roland Emmerich, responsable de cintas palomerísimas como las arriba mencionadas (súmenle Godzilla y El Patriota a la lista), quien en esta ocasión nos comparte su propia visión de lo que sucederá en dicho año y deja en claro que él es la autoridad en Hollywood en cuanto a destruir al mundo se refiere.

En 2009 un grupo de geólogos de la India descubre una extraña actividad en la corteza del planeta (la neta no le entendí al choro que se avientan) y que inevtiblamente ocasionará un cataclismo de proporciones épicas. Adrian Helmsley (Chiwetel Ejiofor) -geólogo gringo- le informa al gobierno gringo de la situación y en la siguiente reunión del G8, E.E.U.U. comparte la noticia con los demás gobiernos y así dar inicio a una operación ultra secreta para asegurar la supervivencia de la humanidad. Unos años después, en 2012 (obviamente), el escritor de ficción, Jackson Curtis (John Cusack) lleva de campamento a sus hijos al parque de Yellowstone, pero para su sopresa en el lago del lugar, hay un cerco militar que amablemente les pide que se retiren. Después de esto y de platicar con uno loco obsesionado con las teorías de conspiración, Jackson comienza a sospechar que algo anda mal y tiene razón para hacerlo, el fin del mundo está por comenzar y deberá hacer todo lo posible para salvar a su familia.

Ok sí, el argumento es bastante simple y bobo pero sirve de pretexto para el frenesí de emociones y el grandioso despliegue de efectos especiales de la cinta. Al principio mencioné que la película no es recomendable para las personas que esten muy clavadas con las teorías acerca del 2012, la razón es simple: no verán nada de eso aquí. Ya sé que en los cortos y anuncios dicen que los mayas bla bla bla, pero eso es todo, hay una breve mención a la profecía maya pero ni se emocionen porque no entran en detalles, ni la explican ni nada. Cabe mencionar que la explicación que se avientan para justificar la destrucción del mundo no es del todo descabellada y tiene ciertos fundamentos científicos reales. Como era de esperarse, el guión está plagado de clichés y jaladas que provocan (quizás a propósito) el humor involuntario en el público la mayor parte del tiempo, lo cual si me preguntan a mí, es MUY divertido. El problema viene más o menos como a la mitad de la cinta, es en este punto que se vuelve un poco tediosa y aburrida ya que no logra mantener el nivel de adrenalina y emoción generadas en la primera parte.

Por tratarse del género que es, las actuaciones no son la gran cosa pero van ad hoc con la película. El papel de John Cusack me pareció bueno y divertido, él interpreta al clásico padre de familia que no se detendrá ante nada ni nadie para proteger a los suyos, lo cual muchas veces implica hacer cosas que resultan absurdas y/o graciosas. Me parece que la mejor actuación es la de Oliver Platt, quien con una mezcla de sarcasmo y humor ácido, interpreta al político gringo obsesionado con el control y el poder, toda película de desastres tiene un personaje así y Platt se luce en el papel. La pequeña Morgan Lily hace un trabajo decente como la hija -gritoncita y medio ñoña- de Jackson, no desespera tanto como Dakota Fanning lo cual ya es ganancia.
Amanda Peet está más de relleno que otra cosa, bien pudieron utilizar a alguna actriz desconocida y no cambiará nada, ella es la ex-esposa de Jackson que se separó de él porque no le ponía atención o algo así, pero que en verdad sigue enamorada. Quienes de plano no dan una son Danny Glover y Chiwetel Ejiofor; el primero interpreta al presidente de "color" gringo (gracias a la Obamanía) que pretende ser todo buena onda, cercano a la gente y todo eso (de nuevo, gracias Obama), pero fracasa rotundamente y termina siendo un personaje chafísima, sobre todo si tomamos en cuenta que el estándar para este personaje, es ni más ni menos que Morgan Freeman; el segundo hace el papel del geólogo apasionado y de grandes ideales humanitarios que rayan entre lo cursi y lo pacifista hippie mugroso. Completando el reparto tenemos a Woody Harrelson como el radical que en todo ve una conspiración, Thandie Newton como la hija del presidente por la cual el geólogo babea y Zlatko Buric como un magnate ruso que si bien no tiene mucho sentido su personaje al menos es gracioso.

Los efectos especiales son el punto más fuerte de la película, con impresionantes secuencias de destrucción que los mantendrá al borde de su asiento y con la adrenalina por los cielos. Piénsenlo así, es como subirse a un juego mecánico, uno se sube únicamente por la emoción y la adrenalina. Nada más por esto la película vale cada peso del boleto (que es mucho más barato que ir al parque de diversiones).

En conclusión, 2012 es por mucho la cinta palomera del año, ideal para verse un sábado en la tarde simplemente por el gusto de pasar un buen rato de entretenimiento. Sé que más de uno pensará "¿para qué? seguro es igual de chafa que Transformers" pero la diferencia radica en que 2012 sí logra su cometido -entretener-y lo hace sin recurrir a mostrar la carne de alguien para hacerlo. En verdad, si la historia no los convence para nada, véanla entonces por los efectos especiales.

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.


Me latió:

1. Destrucción, destrucción y más destrucción. La cinta es prácticamente una oda a la destrucción sin sentido, desde el volcán gigantesco en Yellowstone hasta las olas gigantes que cubren casi toda Asia matando a miles y miles. Mi secuencia de destrucción favorita fue la del terremoto en LA donde literalmente a la ciudad se la traga la tierra.

2. El personaje del político, Carl Anheuser es de lo mejor. La forma sarcástica con la que responde y de paso humilla a todos, en especial al geólogo llorón, es la neta. Realista y con la cabeza fría al momento de la toma de decisiones, es definitivamente la persona a la que yo seguiría si el fin del mundo llegara. En particular me encantó la parte en la que el geólogo esta reclamando que porque los ricos del mundo se van a salvar y él responde algo así como: "¿te estas quejando de que la vida no es justa? pfff osea, ubicate mijo".

y si te parece, ¿ehhhhh?

3. Como que bajita la mano la película "reconoce" a China como la nueva potencia mundial. ¿Será acaso que los gringos quieren llevarla en paz con los chinos?

4. La película cumple todo los requisitos, osea los cliches, para ser un éxito palomero:
a) El tipo que está separado/divorciado de su esposa y lejos de sus hijos, pero que provecha la situación para recuperar a su familia.
b) La niña que tiene mamitis y papitis y alguna rara costumbre o hábito (en este caso una obsesión por los sombreros).
c) El político que antepone las responsabilidades del gobierno ante todo, aunque la neta es que está algo enfermo de poder.
d) El científico que antes de descubrir que el mundo se va a acabar era un don nadie, pero a partir de entonces lo sabe todo y es más chingón que el resto de la comunidad científica junta.
e) La destrucción de monumentos importantes en el mundo. Lo padre es que no usaron los de siempre (la Estatua de la Libertad, la Torre Eiffel, etc.) y ahora le tocó al Cristo de Corcovado (Río de Janeiro), la Capilla Sixtina y la Basílica de San Pedro (ambas en el Vaticano).
f) La enaltación de valores como la familia, la paz, la vida humana, etc.
g) El presidente gringo que en el momento de la verdad se echa un discurso super cursi y "conmovedor" que lo une con la gente. Me pregunto si Obama haría lo mismo....pffff.

5. Las siguientes escenas, la mayoría chafísimas pero ahí radica su encanto:
a) Jackson va manejando por la ciudad y ve a uno de estos vagabundos con su letrero de "El Fin del Mundo llegó". Resulta que todos estos vagos tenían razón :P
b) Cuando en el supermercado Gordon le dice a Kate que nada en el mundo los va a separar y en ese instante la tierra se abre y los separa.
c) La animación con la que Charlie le explica a Jackson que el mundo se va a acabar.
d) El "governator" diciendo que todo esta bien dos segundos antes de que California sea destruída.
e) Justo antes de robar el avión para escapar de Las Vegas, el hijo de Jackson se avienta el comentario de "wow que avión tan grande", a lo que el ruso gordo responde "es ruso". Chafísima pero como me dió risa. También durante esta escena el operador de la torre de control les está ordenando no despegar y se alcanza a escuchar su grito de horror al morir.
f) Todos los obispos, cardenales o lo que sean, están rezando en la Capilla Sixtina y de repente ven como la famosa obra de Miguel Angel, "La Creación de Adán", se cuartea justo entre los dedos de Adán y de Dios. Sobra decir que mueren aplastados y el Papa también, es más, se alcanza a ver como el balconcito donde está se derrumba. Me pregunto si el Papa en realidad se quedaría rezando en vez de correr por su vida.

No me latió:

1. El mundo no se acaba, solo se madrea un poco y en el inter mata a miles de millones de personas. En verdad me hubiera gustado que nadie se salvará o que los que lo hicieran fuera escapando del planeta y no en barcos gigantes a prueba de todo.

2. Alguien por favor explíqueme ¿qué %&$#! con el Dalai Lama y los monjes del Tíbet? Su participación en la película no tiene razón o sentido alguno, más bien como que a algún "ingenioso" se le ocurrió que estaría "super buena vibra y espiritual" poner al Dalai Lama tocando una campana mientrás una ola gigante lo mata. O también esta la forma tan filosófica y elevada de prestarle las llaves de la camioneta a su alumno. ¿SUPER BUENA ONDA? Obvio no, es PATÉTICO.



3. Después de lo de Hawaii la película empieza a decaer un poco, la acción disminuye para enfocarse un poco más en rescatar el mensaje "humanista". Ese discurso que el geólogo se echa al final así de que todos somos iguales y debemos ayudarnos y bla bla bla está demasiado idealista y chafa a mi parecer. Lo peor de todo esto, es que con eso se gana el corazón de la hija del presidente, que facilota resultó :P

4. Las siguientes escenas:
a) ¿Qué con el suicidio masivo de "mayas"? Pfffffffffffffff.
b) El presidente gringo se dirige a su compatriotas con la mayor flojera del mundo, así de "ahh pues ya valió madres todo, ahí se ven". Posteriormente convierte la Casa Blanca en un hospital/albergue y hasta anda de niñero. Chafísima, lo bueno es que este vomitivo despliegue de bondad y buena voluntad no dura mucho, todos mueren aplastados :D
c) El aterrizaje forzoso en los Himalayas, no sólo es un descarado comercial de Bugatti sino que curiosamente de la nada todos traen abrigos para nieve.
d) El drama telenovesco cuando el chino que va a colar a su familia a una de las arcas se pone punk porque no quiere salvar a los gringos.




Publicar un comentario