lunes, 28 de septiembre de 2009

Lluvia de Hamburguesas (Cloudy with a Chance of Meatballs, 2009)

Recomendada para: Amantes de la comida, si te gustaba El Laboratorio de Dexter o si tienes que llevar al cine a tus hij@s, hermanit@s, sobrin@s, etc.
No recomendada para: Si estas a dieta o detestas la comida chatarra.
Invento favorito: Las ratas aladas.
Recuerdo muy bien que de niño me obsesionaban dos cosas: la primera, soñaba con un día convertirme en una especie de inventor loco, quizás es por eso que me daba por "abrir" mis juguetes y juntar las piezas de unos con otros (aunque luego descubrí que a eso se le llama tener manos de estómago). La segunda era la comida chatarra, pizzas, hamburguesas, frituras, golosinas, etc., porque seamos honestos ¿a qué clase de niñ@ esnob le pueden gustar las verduras? (el que diga que sí está mintiendo). Juntando las dos ideas anteriores llega a la pantalla grande Lluvia de Hamburguesas, la primera película animada con tecnología propietaria de Sony Pictures, basada en el libro infantil del mismo nombre y que hace realidad el sueño de muchos: ver comida llover.

Flint Loco es un joven inventor cuyos inventos siempre acaban en desastre muy a pesar de sus buenas intenciones de crear algo que le sea de utilidad a la gente. Al ver que la gente del pueblo subsiste a base de sardinas, Flint se propone a construir una máquina que convierta el agua en toda clase de deliciosos platillos. Tras una serie de eventos, o mejor dicho accidentes, su invento logra lo inesperado: hace que llueva comida. El alcalde del pueblo empieza a invitar a los turistas de todo el mundo y manipula a Flint para que siga haciendo llover comida ignorando la barra de peligro que el invento tiene y cuando eventualmente la máquina se sobrecalienta, la inofensiva lluvia de comida se convierte en una amenaza para todo el mundo. Flint unirá fuerzas con Sam Chispas, una bella reportera del clima, y otros para salvar a la humanidad de la inminente tormenta culinaria que se avecina.

El guión de la película es sencillo pero muy bueno, el ritmo de la misma fluye bastante bien y a pesar de estancarse un poquito rumbo al final, esto no le afecta en lo absoluto. La cinta además hace un excelente uso de la parodia -que dudo que muchos niñ@s capten- y del humor random para provocar momentos hilarantes y divertidísimos. De cierto modo es como ver un episodio de hora y media de El Laboratorio de Dexter (pero sin Deedee) mezclado con un humor parecido al de Family Guy (por lo random nada más), apto tanto para niños como para adultos.

Los personajes en su mayoría son fabulosos. Flint es un nerd -con peinado de Einstein y loco como Tesla- que al ser rechazado por todos se refugia en sus inventos en compañía de su mascota Steve, un mono con una obsesión por los bigotes y los ositos de gomita; sobra decir que ambos son geniales. Sam es la linda reportera novata que está comenzando su carrera y que "esconde" un secreto en su pasado, además de ser el interés amoroso de Flint. El alcalde del pueblo es el villano del cuento, un hombre ambicioso que no se detendrá ante nada ni nadie en su afán de ser -literalmente- un GRAN hombre, a lo largo de la película vemos su grotesca pero graciosa transformación. El resto de los personajes no tiene mucho chiste: Elías, el policía negro que está super trabado y ama a su familia ante todo; Bebé Brent, el bully del pueblo que se pavonea por las calles por ser la estrella local; Tim, el padre de Flint que es tecnofóbico y habla utilizando puras analogías de pesca. El doblaje al español (con las voces de Ana Layevska y Erik Elías) me pareció bastante bueno pues a pesar de usar modismos no termina abusando del "chido" y el "chale".

Los efectos especiales son uno de los grandes aciertos de la película y el principal atractivo de la misma. Se nota que en verdad los animadores se pusieron a estudiar a detalle cada platillo que se muestra en pantalla, su textura, su consistencia, colores, etc., logrando con esto un efecto de realismo muy particular (porque una casa hecha de gelatina no es como muy real que digamos).
Para mi mala suerte -por no leer bien los horarios de las funciones- no ví la versión en 3D pero no me cabe duda que debe ser un deleite visual absoluto.

Lluvia de Hamburguesas es sin duda una de las mejores opciones para ver en esta temporada baja, ya que destaca enormemente entre tanta película mediocre (como El Estudiante o Terror en la Antártida) que se ha estado estrenando. Su sensacional sentido del humor, sumado a los increíbles efectos especiales, la hacen la opción perfecta para pasar un buen rato de mucha diversión. Finalmente la cinta al estar dirigida principalmente al público infantil, trae consigo una serie de mensajes bastante claros sobre ecología, alimentación y el clásico "sé tu mismo y todo saldrá bien".

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Me latió:

1. Los inventos fallidos de Flint son de lo mejor. Cada uno de ellos, desde la televisión con patas que secuestra gente hasta el spray para hacer crecer cabello, son absurdos y chistosísimos. Sin duda el mejor de todos: ¡¡¡RATAS CON ALAS!!! Combinando dos de las plagas más famosas -palomas y ratas- estas "sensacionales" criaturas no sólo parodian a los monos alados del Mago de Oz y a Los Pájaros de Hitchcok, sino que además tienen una divertida y constante presencia en la vida del pueblo.

2. Steve el mono. De entrada el hecho de que pueda hablar -gracias a un invento de Flint- le da muchos puntos, dado que sólo dice incoherencias. Sumado a esto tenemos su constante obsesión por jalar bigotes y por comer ositos de goma, está última en una de las escenas más hilarantes de la cinta.

3. El sobreuso de la máquina de comida-que tiene un nombre impronunciable- hace que la estructura de la comida empiece a mutar al grado que, tanto la máquina como la comida, toman conciencia de su propia existencia y no dudarán en destruir a la humanidad. Lo anterior es el pretexto perfecto para un sin fin de parodias (Día de la Independencia, La Guerra de los Mundos, Star Wars, por nombrar algunas).

4. Sin duda los efectos especiales. La nevada de helado napolitano, la casa de gelatina, el tornado de spaguetti o la montaña de desechos son claros ejemplos de verdadera creatividad.

5. Me pareció que el video del gato DJ es una parodia del famosísimo Keyboard Cat, quizás no, pero en caso de serlo es un excelente detalle.

6. Las siguientes escenas:
a) Flint al salir de su laboratorio tiene que fingir los ruidos de casi todo lo que ahí se encuentra. El fabuloso Fred como control de acceso es sensacional.
b) El padre de Flint pidiéndole que lo mire a los ojos y le prometa que no causará más problemas.
c) Aunque son varias escenas, la transformación del alcalde hasta ser una inmensa bola de grasa, en particular cuando aparece en el laboratorio de Flint en su carrito.

d) La guerra de bolas de helado en la que Flint se aloca y empieza a lanzarlas con tanta fuerza que tira a las personas. Cuando entra a la casa a golpear a toda una familia es una sensacional parodia de múltiples films de terror.
e) Cuando la tormenta de comida hace destrozos por distintas ciudades del mundo. Durante los créditos ésta broma continua y vemos como fueron reconstruídas las ciudades a excepción de Londres.

f) La escena de escenas: ¡¡¡OSITOS DE GOMA ASESINOS!!! Imaginen Panditas Ricolino del tamaño de un perro, pero que en lugar de ser lindos y tiernos son máquinas de destrucción. Nunca mas podré ver una bolsa de ellos sin esbozar una sonrisa.....ok sin atacarme de risa.

No me latió:

1. Tanto los personajes de Bebé Brent y Elías el policía llegaron al punto de desesperarme. No son graciosos y se sienten de sobra, en especial el policía con su actitud sobreprotectora hacia su hijo.

2. El "secreto" de Sam Chispas ni tan secreto ni tan bueno la verdad. Resulta que ella también es una nerd pero que sucumbió ante el peer pressure. Entiendo el porque de esto -moraleja para los niños- pero aún así me pareció forzado. Además resulta algo contradictorio que, siendo uno de los mensajes de la película "la buena alimentación", Sam esta más anoréxica que una Barbie.




Publicar un comentario