viernes, 18 de septiembre de 2009

La Cruda Verdad (The Ugly Truth, 2009)

Recomendada para: Fans de la comedia romántica tradicional, fans de cualquiera de los protagonistas o para quedar bien con tu ligue.
No recomendada para: Si cosas como el amor y los sentimientos te hacen sentir menos macho o si tu sentido del humor es exigente.
Aunque por lo general las comedias románticas me resultan entretenidas la verdad es que hoy en día pareciera que las ideas para las mismas las sacan de la caja del cereal o algo por el estilo. Y es que lo único que aparentemente cambia entre una y otra es el reparto y los nombres de los personajes. Es así como llega con más pena que gloria a nuestras salas de cine La Cruda Verdad, una cinta cuyo tema principal es que hombres y mujeres son muy distintos y aunque no logren entenderse no pueden vivir el uno sin el otro... ¡¡VAYA DESCUBRIMIENTO!!

Abby Ritcher (Katherine Heigl) es una productora de televisión cuya carrera profesional promete mucho más que su vida personal. La búsqueda por encontrar a su príncipe azul ha resultado en fracaso tras fracaso y es que su forma de ser -obsesiva, compulsiva, controladora y románticamente ingenua- sólo logra espantar a los hombres. Todo esto cambia el día que su jefe, para incrementar el rating del programa, contrata a Mike Chadaway (Gerard Butler), una estrella local que no tiene pelos en la lengua para decir cuanto piensa acerca de las relaciones y las mujeres. Tras varias peleas y discusiones Mike y Abby hacen una apuesta: si con los consejos de él, Abby consigue ligarse a su vecino, entonces ella aceptará trabajar con él y dejará de atacarlo, de lo contrario Mike tendrá que renunciar.

El guión de la película no parece tan malo al principio pero poco a poco va decayendo hasta llegar al punto de resultar tonta y absurda. Conforme avanza la trama se irán dando cuenta que en realidad se trata de una especie de refrito entre Hitch y A Él no le Gustas Tanto (He's Just Not That Into You) con situaciones muy similares pero sobre todo la misma base: "te odio, te odio pero en verdad me encantas y al final acabaremos juntos". Esta es irónicamente la cruda verdad acerca de la película, que en su intento de destacar sólo resalta la falta de originalidad por parte de los escritores y acaba siendo una copia más del montón.

En cuantos a las actuaciones, da gusto ver que Gerard Butler está experimentando y probando suerte en distintos géneros (acción, melodrama, humor negro), lo cual es muy importante ya que de esta manera evitará estancarse y ser consumido por su papel como Leonidas en 300 (tal cual le pasó a Keanu Reeves con su papel en Matrix). Por otro lado Katherine Heigl a pesar de tener talento decepciona mucho al repetir prácticamente el mismo papel de su película anterior, 27 Bodas, su actuación es mediocre y sólo deja ver que la actriz se encuentra muy pagada de sí misma. El resto del reparto pasa prácticamente desapercibido como suele suceder en estas cintas y está integrado por Eric Wintder en el papel del doctor al que Abby quiere seducir; John Michael Higgins y Cheryl Hines como los conductores del show de TV y finalmente Bree Turner como la boba asistente de Abby.

A pesar de todos sus defectos la película sirve para pasar el rato pues tiene un par de buenas puntadas que logran mantener la atención del público. Definitivamente no es lo mejor en cartelera pero tampoco es una mala opción para ir a ver con su novi@ o su ligue.

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Me latió:

1. ¡¡El show de Craig Ferguson!! Soy super fan de este gran cómico escocés y el simple hecho de que aparezca en la película la hizo más llevadera.

2. Las siguientes escenas:
a) El rídiculo que hace Abby durante el partido de beisbol mientrás intenta limpiar el líquido que derramó sobre el pantalón de Colin.

b) La cena de negocios a la cual Abby asiste con sus calzones vibradores puestos y un chavito encuentra el control remoto haciéndola pasar por un momento muy vergonzoso frente a los productores del show.

No me latió:

1. "Te odio pero como pides agua de la llave entonces te amo" ¿Suena tonto, no? Pues este acaba siendo el argumento con el cual Abby se da cuenta de que en realidad esta enamorada de Mike. Después tienen la clásica pelea porque Mike no dice lo que siente, cada quien se va por su camino y acaban reconciliándose unos días después no sin antes recurrir a la guerra de sexos en cadena nacional..... PATÉTICO.

2. Las siguientes escenas:
a) Cuando Mike y Abby se ponen a bailar "salsa"y se dan cuenta que se desean mutuamente. Resulta penoso ver a un montón de gringos arrítmicos quesque bailando salsa (conste que yo apesto bailando), jamás entenderé porque creen que con dar un par de vueltas ya son pros del baile. Deberían dejarse de tonterías y contratar extras latinos que sí tengan idea de lo que bailar significa. ¡¡¡FAIL!!!

b) La discusión casi al final en el globo de que si los hombres son así y las mujeres hacen no se que tanto, bla bla bla.
c) La escena final donde Mike le pregunta a Abby si su orgasmo fue real o fingido y ella responde "Nunca lo sabrás". Frase ardida de una feminista que quiere hacernos creer que tiene todo bajo control.


Publicar un comentario