miércoles, 1 de abril de 2009

51 Ceremonia de Entrega del Ariel


Tuve la oportunidad de asistir anoche, 31 de Marzo de 2009, a la entrega del Ariel (que es como la versión mexicana del Oscar), y la verdad es que fue bastante decepcionante, sobre todo si tomamos en cuenta toda la polémica que se ha dado en torno a la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas y a la ceremonia misma, la cual "brilló" por su pésima organización.

La Polémica

Dejenme los pongo un poco en contexto, desde que se anunciaron los nominados de este año comenzó la polémica por la incongruencia de la Academia al respecto:

- Arráncame la vida fue la película que la misma Academia Mexicana mandó a competir para el Oscar, por lo cual resulta bastante extraño que la película no recibió nominaciones para mejor película, ni para mejor director, ni actores ni nada. En su lugar se tuvo que conformar con solo 5 nominaciones (en 1 de ellas era la única nominada), ninguna en las categorías "importantes". ¿Suena bastante incongruente, no?

- Desierto Adentro, otra película que ha tenido bastante reconocimiento en el extranjero, tampoco recibió nominaciones para director y película.

- En la categoría de mejor película decidieron nominar a dos documentales, Los Herederos e Intimidades de Shakespeare y Víctor Hugo. Hasta donde yo tengo entendido los documentales tienen aquí y en todo el mundo su propia categoría, Mejor Documental, por lo que no entiendo que hacen dos documentales en la categoría de Mejor Película sobre todo porque al hacer esto se dejó fuera a Arráncame la Vida y a Desierto Adentro de dicha categoría.

A raíz de todo esto diversas personalidades del cine mexicano expresaron en distintos medios su descontento con las nominaciones y en particular con la administración y los procesos de la Academia Mexicana, y recalcaron la necesidad de un cambio.

La Ceremonia

Comenzaré por mencionar nuevamente la pésima organización del evento, se notó que no se tomaron la menor molestia para ensayar y que casi ninguno de los presentadores tenían idea alguna de lo que estaba ocurriendo:

Presentadores: Hola buenas noches, a nostros nos toca presentar el premio a mejor...
(el video con los nominados empieza)
Presentadores: Los nominados son fulanito.
(el video con los nominados termina)
Presentadores: .......
Presentadores: .......
Presentadores: ah ya terminó el video, los otros nominados son....y el Ariel es para...
(intentan abrir sobre)
Presentadores: hehe es que esta difícil abrir el sobre
(silencio incómodo....dos minutos después)
Presentadores: el ganador es fulano.

Lo anterior sucedió en repetidas ocasiones, daba pena en verdad verlo. A José Luis Cuevas, por ejemplo, no le avisaron que el ganador de Mejor Película Iberoamericana no estaba presente (seguramente nadie se tomó la molestia de checar si los ganadores estaban o no presentes), así que el famoso artista mexicano se quedo ahí parado como tonto unos 4 minutos, antes de que lo llamarán tras bambalinas para explicarle que hacer.

Lo que de plano si fue una mentada de madre fue cuando le otorgaron a Joaquín Gutiérrez Heras un reconomiento por su trayectoria como compositor. Antes de dar el reconocimiento pasaron un video a modo de homenaje con varias de las melodías que él compuso, pues bien cuando sube a recibir el reconomiento agradece y de paso les dice que 2 de las melodías que acababan de poner en el video no son de él, que él no las compuso y que son de fulanito y zutanito.......osea le hicieron un homenaje con melodías que ni suyas eran NO MAMEN, es como si le quisieran dar un reconocimiento a Frida Kahlo y pusieran pinturas de Picasso para el homenaje.

Podría seguir con más ejemplos de lo que sucedió anoche pero creo que ya con los que mencioné se podrán dar una idea. La polémica que comenté al inicio se hizo presente durante toda la ceremonia, diversas personalidades del medio se expresaron al respecto en diferentes momentos de la ceremonia. En general fueron reclamos dirigidos a Pedro Armendáriz (actual presidente de la Academia Mexicana) quien se ha hecho el sordo al respecto y volvió a declarar anoche que la Academia Mexicana es una democracia y que todo es perfecto y mágico....¡¡PENDEJO!!

Creo que me hubiera quedado dormido de no ser porque el conductor fue Andrés Bustamante, quien no solamente supo mantener la atención de todos los asistentes (y de paso entretenernos con sus ocurrencias) sino que hizo todo lo posible para aliviar la tensión que se sentía a raíz de los reclamos y de los garrafales errores de la ceremonia. Mis respetos nuevamente a Andrés Bustamente.

En la parte musical contamos con una breve intervención de Café Tacvba que estuvo bastante bien a pesar de que el público se mostró algo apático durante su presentación.

En general el formato y la organización de la ceremonia son una porquería (hasta un grupo de niños de kinder tiene más orden y control).La comparación con su equivalente gringo es inevitable, se trata de la versión mexicana de la ceremonia de los Oscares, sólo que aburrida y chafa.

Esperemos en realidad que la Academia Mexicana tome cartas en el asunto porque es urgente un cambio en todo el protocolo de la entrega de los Arieles.

Quiero expresar mis felicitaciones a todo el equipo que participó en Desierto Adentro, la gran ganadora de la noche con 8 premios. En especial a Cecilia Miramontes (asistente de producción y mi hermana querida) y a Germán Méndez (productor).


Publicar un comentario