jueves, 16 de abril de 2009

Marido por accidente (The Accidental Husband, 2008)


Recomendada para: El fan promedio de las comedias románticas.
No recomendada para: Si eres bien macho y lo tuyo son las películas con explosiones, coches y viejas.
Cada comedia romántica que veo pareciera ser peor que la anterior, tramas extremadamente trilladas, predecibles y tontas. Sin embargo esta película no me desagradó tanto, pues aunque cumple casi al pie de la letra la fórmula de este género, tiene dos tres cosas diferentes que le ayudan bastante y probablemente les hará pasar un buen rato.

Emma Lloyd (Uma Thurman) es toda una Dra. Corazón, es algo así como una psicóloga/socióloga especializada en el amor y cuyo programa de radio es seguido por cientos de miles de mujeres en NY desesperadas por encontrar el verdadero amor. Una de sus fans es Sofia quien siguiendo los consejos de Emma decide cancelar su boda y romper con su novio Patrick Sullivan (Jeffrey Dean Morgan). Patrick decide entonces que es momento de vengarlo a él y al resto de los hombres que se han visto afectados por los consejos de Emma, sin imaginar que en el proceso ambos irán descubriendo el amor.

¿Trillado? Sí, lo se. De hecho me recuerda un poco a la trama de "John Tucker Must Die" (donde unas jovencitas deciden vengarse del patán de la escuela). Las actuaciones son bastante X, sin pena ni gloria, bueno un poco de pena porque al parecer a Colin Firth ya le gustó la idea de encasillarse en el mismo papel de siempre. El guión es bastante simple pero cuenta con varios momentos graciosos diferentes a lo que se acostumbra en este género (la escena de los pasteles es bastante divertida y la confusión que se deriva por esto también lo es). Otra cosa que me agradó del guión es que no tienen que pasar 3/4 partes de la película para que los involucrados se den cuenta de que se quieren, se dan cuenta casi casi cuando se conocen y esto acelera un poco el ritmo de la película (no, esto no es un spoiler como dije pasa luego luego).

Al final de cuentas es una comedia romántica que puede llegar a destacar de entre el montón, película 100% palomera para pasar un buen rato o para cuando no haya nada mejor que ver en cartelera, rentar o ver en la TV.

¿Alguien más pensó que a Uma Thurman solo le hizo falta la katana en la boda para parecerse a otro personaje?


Publicar un comentario