jueves, 9 de junio de 2011

¿Qué Pasó Ayer? Parte II (The Hangover Part II, 2011)

Recomendada para: Público joven y diría que para los que disfrutaron de la primera pero no necesariamente por eso les va a gustar esta.
No recomendada para: Si la primera te pareció vulgar o escandalosa o si perteneces a la liga de la decencia.

Hace 2 años ¿Qué Pasó Ayer? (The Hangover) nos sorprendió con su excelente guión y todavía mejor sentido del humor. La película fue tan bien recibida tanto por el público como por la crítica, que incluso ganó el Globo de Oro a la Mejor Película de Comedia o Musica. Todo era perfecto hasta que una bola de tarados no muy originales decidió que sería "buenísima idea" (para hacer dinero fácil) convertir a la película en franquicia, en trilogía para ser exactos. ¿El resultado? Una secuela totalmente innecesaria que recicla los mismos chistes y que no es otra cosa más que un vil copy/paste de la primera. Me temo que de seguir así The Hangover será el próximo American Pie o Scary Movie.....que triste.

Dos años han pasado desde la aventura en Las Vegas y Stu (Ed Helms) se dispone a casarse con la chica de sus sueños en la paradisiaca Tailanda. Decidido a que la historia no se repita, Stu invita a Phil (Bradley Cooper) y Doug (Justin Bartha) a un sencillo desayuno en lugar de una "tradicional" despedida de soltero. Días antes de partir rumbo a Tailandia, Doug le pide a Stu que reconsidere invitar a Alan (Zach Galifianakis) y finalmente accede a hacerlo pensando que, como ya tuvo su despedida, nada podrá salir mal. Dos días antes del gran día, el grupo de amigos junto con Teddy (Mason Lee), el futuro cuñado de Stu, se reunen en la playa para tomarse una cerveza y comer malvaviscos frente a una fogata. La mañana siguiente Stu, Phil y Alan despiertan en un horrible cuarto de hotel en Bangkok, crudísimos y sin recordar absolutamente nada. La historia se ha repetido una vez más y los amigos deberán averiguar los sucesos de anoche lo antes posible para poder regresar sanos y salvos y a tiempo para la boda.

El guión es prácticamente el mismo que el de la cinta anterior, mismo argumento, mismas situaciones, mismos chistes, mismo final, mismo de todo pero sin el factor sorpresa que fue la clave del éxito de la primera. Esto la vuelve sumamente predecible y uno que otro le parecerá aburrida. Los únicos cambios que hicieron fueron la locación y los elementos de los chistes, por ejemplo, en lugar de un tigre hay un chango, en lugar de perder un diente Stu se hace un tatuaje, etc. Curiosamente, a pesar de ser repetidos, los chistes siguen dando risa (le subieron dos rayitas a los desnudos) por lo que muchos la disfrutarán. Y me parece que esto solamente refuerza el hecho de que la primera película es TAN BUENA, que al copiarla casi en su totalidad obtienes una cinta decente.

Las actuaciones son regulares, porque de nuevo, son exactamente iguales a las de la primera película. De lo rescatable tenemos a Ken Jeong que regresa en el papel de Chow, un delincuente parrandero y alocado y que es quien le aporta más a lo gracioso de la cinta. El otro es Paul Giamatti quien interpreta a Kingsley, un hombre rico y poderoso que tiene cuentas pendientes con Chow. El papel de Giamatti no es muy grande, pero su calidad como actor lo hace destacar del resto del reparto. Ahora bien, Zach Galifianakis tiene un gran problema: desde la primera cinta, ha hecho el mismo papel una y otra vez en todas sus demás películas. La verdad es que en lugar de dar risa ya empieza a desesperar un poco.

En conclusión, ¿Qué Pasó Ayer? Parte II le hace honor a ese dicho de "segundas partes nunca son buenas" ya que como secuela es pésima, no tiene la fuerza ni la originalidad de su predecesora. ¿La van a disfrutar y pasar bien si deciden ir a verla? Es muy probable que sí porque algo bueno tenía que salir de copiarle todo a la primera parte. Ojalá que para la tercera parte, los guionistas usen un poco la cabeza y piensen en algo diferente que nos sorprenda y nos haga botarnos de risa.

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Me latió:

1. Chow tiene mucho más importancia en esta ocasión y eso es genial porque el actor es extramadamente divertido.

2. De los pequeños cambios que le hiceron a los chistes, los que más me hicieron reír fueron el hecho de que Stu se mete con un trasvesti y la parte del monje shaolin al que se roban.


No me latió:

1. El copy/paste fue tan descarado que hasta a Mike Tyson reciclaron y vaya que fue horrible. Ver su baile arrítmico y escuchar sus rimas de niño de 5 años, junto con su desafinadísima voz, es algo que haría llorar al propio Chuck Norris. Podría seguir enumerando ejemplos pero basta con decir que ni el final cambiaron: encuentran al cuñado de Stu, la boda se salva y alguien encuentra las fotos de la noche anterior y los amigos vuelven a pactar verlas 1 vez antes de borrarlas.

2. Zach Galifianakis es desesperante, ya por favor que alguien le de un giro al personaje porque me queda claro que Zach no lo hará.

3. El discurso que se avienta Stu para hacer las paces con su suegro es terrible, es cursi y tonto.


Publicar un comentario