jueves, 2 de junio de 2011

Piratas del Caribe: En Mareas Misteriosas (Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides, 2011)

Recomendada para: Fans de la saga, de los piratas o si te gustan las películas palomeras.
No recomendada para: Los que odiaron la saga desde que empezaron las secuelas, detractores de Disney o si el cine comercial no es lo tuyo.

Noto con cierta tristeza como con cada nueva película, la saga de Piratas del Caribe va perdiendo eso que tanto gustó de la primera para convertirse únicamente en una forma de hacer dinero fácil. La decisión de hacerla trilogía no fue la más acertada pero al menos al final lograron medio atar todos los cabos sueltos y concluir la historia. La saga concluyó, se acabó, punto final, al menos para el público así fue, porque para los estudios y productores no. Y es así como llega a las salas de cine una nueva aventura del capitán Jack Sparrow, atiborrada de efectos especiales, fantasía y secuencias de acción que intentan compensar el débil argumento de su historia. ¿Lo consiguen? Yo diría que alcanza a librarla, basta con ver lo que ha juntado en taquilla y la calificación de este blog :P para darse cuenta de ello.

Varado en Londres, sin un barco ni tripulación para seguir navegando en busca de aventuras y tesoros, el capitán Jack Sparrow (Johnny Depp) no tiene más remedio que unirse a la tripulación de Angelica (Penélope Cruz), una bella mujer de su pasado. Angelica junto con el temible capitán Barbanegra (Ian McShane), andan tras el mismo tesoro que Sparrow: la fuente de la eterna juventud. Pero encontrar la legendaria fuente no será cosa fácil, pues el camino está lleno de peligros, sin mencionar que tanto la armada española como Barbossa (Geoffrey Rush) quieren encontrarla primero.
Aunque me mantuvo entretenido, la película me pareció regular. El principal problema que noté fue el hecho de que quisieron abarcar demasiado, contar más historias de las que eran necesarias. ¿El resultado? Una cantidad considerable de cabos sueltos y de momentos de puro "relleno" que echan a perder el ritmo de la cinta, la vuelven aburrida en momentos y le restan sentido a la historia. El segundo problema surge como consecuencia del primero y es el desarrollo tan pobre de los personajes. Con tal de apantallarnos con efectos especiales y secuencias de acción, se olvidaron de la importancia que en teoría debían tener los nuevos personajes, por lo que a final uno se pregunta si en realidad era necesario incluirlos en la cinta. Por el lado bueno, la acción y los efectos especiales son excelentes y eso bien que mal evita que nos fijemos demasiado en los errores arriba mencionados o que nos aburramos.

Las actuaciones dejan mucho que desear, salvo por el trabajo tanto de Depp como de Rush (obviamente). Johnny Depp encontró en Jack Sparrow a uno de sus mejores personajes de toda su carrera como actor. Amamos a Sparrow porque nos hace reír la mayor parte del tiempo y cuando no, nos impresiona con sus habilidades y con lo suertudo que es. Algo similar pasa con el personaje de Geoffrey Rush, el capitán Barbossa, quien desde la cinta anterior se convirtió en una especie de bufón que complementa muy bien a Sparrow. Pasando a las actuaciones malonas, en primer lugar tenemos a Ian McShane en el papel de Barbanegra. Se supone que es el malo de la historia y no lo demuestra, su presencia en escena es casi nula y el único momento en el que no es así, es durante su primera aparición. El caso con Penélope Cruz es un poco diferente, pues aunque ella hace su mejor intento, el guión no le permitió hacer mucho, su personaje no tiene desarrollo alguno y la química con Sparrow no es tan fuerte como debería serlo. Pero quienes realmente no dan una son Sam Claflin y Astrid Berges, quienes interpretan a Philip (un predicador religioso) y a Syrena (una sirena, duh) respectivamente.

En conclusión, la cuarta entrega de Piratas del Caribe resulta entretenida pero no tanto como uno esperaría. Como lo mencioné al principio, es triste ver como poco a poco la serie ha ido perdiendo esa chispa que la hacía tan original y divertida. Tampoco se queden con la idea de que es una porquería, porque no lo es, más bien pasa sin pena ni gloria. El uso del 3d no es nada impresionante así que si pueden ahórrense los 30-40 pesos extra que vale el boleto de estas salas. Ya por último les comento que después de los créditos hay una escena extra que junto con el final dejan en claro que podemos esperar una quinta aventura de los piratas en un futuro no muy lejano.

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Me latió:

1. Jack Sparrow sigue siendo tan gracioso como siempre y rescata lo más que puede a la cinta. A pesar de ser la cuarta vez que interpreta el papel, Johnny Depp sigue haciéndolo de maravilla.

2. Toda la secuencia de la batalla con las sirenas me gustó bastante. Los efectos especiales están muy bien en esta parte y hay que admitirlo, las sirenas están guapetonas ;)

3. Las bellas locaciones donde la película se filmó. Los paisajes que vemos a lo largo de la película son impresionantes la verdad.

No me latió:

1. La historia de amor entre Philip y Syrena (pésimo nombre neta). Sin miedo a sonar exagerado, creo que es una de las peores historias de amor de todos los tiempos. Philip cae gordo porque es exageradamente bueno y mocho (yuck), está de sobra y su única función en toda la película es la de decir "ustedes son bien malos, yo soy bueno y con el poder de Dios y mis oraciones los salvaré" PFFFFFFFFFFF. Y claro, como es toda bondad pues se enamora de la dama en peligro, que es la sirena buenota devora hombres. Claro, TIENE TODO EL SENTIDO DEL MUNDO........NOT. Por cierto, si alguien me puede explicar porque le salen piernas a la sirena, se lo agradeceré porque la verdad no tiene sentido.

2. Si Barbanegra debía dar miedo o imponer respeto, lamento informarles que no es así. Como villano es terrible, nunca explican nada de él, ni el porque de sus poderes ni de su barco mágico, ni nada de nada. Lo único que nos dicen es que es bien MALO y cuando tuvo la oportunidad de demostrarlo simplemente le prendió fuego a un tipo en una lancha......CUANTA MALDAD.

3. Como diría Monty Python "nadie espera a la Inquisición española". Los españoles salen como 3 veces y como que les dan demasiada importancia, hasta suena esta musiquita como de suspenso cuando aparecen pero en realidad están de sobra. Tache enorme para los guionistas, a nadie convencieron con su GRANDIOSA idea de meter a los españoles.


Publicar un comentario