miércoles, 15 de junio de 2011

X-Men: Primera Generación (X-Men: First Class, 2011)

Recomendada para: Público joven, mujeres, quienes en su vida hayan visto o leído algo de los X-Men y "geeks" de la generación The Big Bang Theory.
No recomendada para: Fans de los cómics, en especial de los X-Men o si las teen movies no son lo tuyo.

Tengo pendiente escribir un artículo dedicado completamente a porque películas como X-Men: Primera Generación son el cáncer de la industria cinematográfica, pero hasta entonces solo diré que NO, NO ME GUSTÓ la película. Mi pronóstico de que de las 4 cintas de super héroes del verano, ésta sería la peor, fue completamente acertado (no me imagino a Linterna Verde ni Capitán América chafeando de esta manera). Después de lo anterior ¿suena a que está terriblemente mala verdad? Sin embargo la crítica no ha sido tan dura con ella y le ha ido bastante bien en taquilla. La pregunta es entonces ¿está buena o no? La respuesta es DEPENDE de si perteneces o no al público correcto.

La película gira en torno a la historia entre Charles Xavier (James McAvoy) y Erik Lehnsherr (Michael Fassbender). Mientras que el primero lleva a cabo estudios sobre genética y evolución en una prestigiosa universidad, el segundo está obsesionado con encontrar al hombre que arruinó su vida y cobrar venganza. Ambos son mutantes -el siguiente paso en la evolución humana- con opiniones muy distintas acerca el futuro de su especie, pero deciden dejar a un lado sus diferencias y unir fuerzas para detener a Sebastian Shaw (Kevin Bacon), un poderoso mutante que amenaza con desatar la tercera guerra mundial al elevar la tensión entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Detener a Shaw no será cosa fácil, así que Charles decide armar un equipo de jóvenes mutantes y entrenarlos para lograr su cometido. En el inter, la amistad entre Xavier y Erik llegará a un punto crítico y es así como empezará la eterna rivalidad entre ambos.

La película marca el primer reboot oficial de la franquicia y es una especie de precuela que explora (no muy bien) los orígenes de los X-Men y sus enemigos. El guión no es malo, cumple con su cometido y logra contar su historia de manera coherente y hasta divertida. De hecho la película sería muy buena de no ser porque lleva la palabra X-Men en el título. ¿Por qué es esto un problema? Muy sencillo, porque al decir X-Men, hace referencia inmediata al cómic o en su defecto, a las cintas anteriores basadas en el mismo y por ende a todo lo que ello conlleva. El problema de ésta "primera generación" es que en un intento de atraer a un público más amplio, un público más joven y "casual", la película tuvo que deshacerse de la esencia de la franquicia. Para que lo entiendan un poquito mejor, es como la serie de televisión The Big Bang Theory, que abarca temas que son nerd o geek, pero que han sido adaptados para que cualquiera pueda entenderlos y encontrarlos divertidos (OJO: no estoy diciendo que la serie sea mala ni mucho menos). La película apela al "geek casual", por lo que si tienes menos de 20-22 años y no sabes mucho de comics, entonces la amarás. Por el contrario, si como yo, ya estás grandecito, leíste los cómics de X-Men y las cintas anteriores no te parecieron tan malas, entonces lo más probable es que la detestes.

Las actuaciones no me parecieron nada del otro mundo pero considerando el tipo de película que es, son adecuadas (seguro arrasan el prox año en los MTV Movie Awards....pfff). James McAvoy interpreta a un Charles Xavier joven que utiliza sus poderes para ligar y beber cerveza, ah sí y para salvar al mundo del comunismo. Le falta presencia al personaje y la química con el resto del reparto no es la mejor, sin mencionar que sus líneas rayan en lo cursi. Para haber estado nominada al Oscar, uno hubiera esperado mucho más de Jennifer Lawrence, pero no lució. Ella interpreta a una Mystique mucho más joven y calenturienta que en las cintas anteriores. Es un poco triste ver que la carrera de Kevin Bacon ha llegado al punto en el que tiene que conformarse con el primer papel que le ofrecen. Su actuación como villano no es muy grandiosa que digamos, alguien debió decirle que ser malo implica mucho más que vestir como dandy y peinarse como Michael Douglas. La peor de las actuaciones es sin duda la de January Jones, quien interpreta a Emma Frost. No se quien la eligió para el papel, pero cualquiera que haya sido el caso fue un error garrafal. No esta guapa, ni sexy, no actua y todo el tiempo tiene cara de estatua. El que actua mejor de todo el reparto es Michael Fassbender quien hace el papel de Magneto y es que hay que admitirlo, el personaje de Magneto siempre será cool sin importar el actor que lo interprete. El resto del reparto lo integran Nicholas Hoult como Beast, Rose Byrne como Moira, Lucas Till como Havoc y Caleb Landry Jones (la versión pirata de Ron Weasley) como Banshee.

¿Conclusión? X-Men es una de esas películas que dividen opiniones en serio. Unos la amarán y otros la odiarán, pero nada de eso importa porque la avaricia de los productores es tan grande que seguramente nos van a soltar una, dos o hasta tres películas más de estos "nuevos" y "redefinidos" mutantes. Si la película se hubiera llamado algo así como "Jóvenes mutantes se van de parranda" o algo por el estilo, estoy seguro que me hubiera gustado. Pero no, cometieron el error de llamarla X-Men, así que no me gustó la película pero entiendo que se debe a que no soy la clase de público al que va dirigida. Lo único que les recomiendo es que la juzguen ustedes mismos (o que lean los siguientes spoilers y se unan a los detractores :P).

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Me gustó:

1. ¿Realmente me gustó algo? Jaja. Siendo justos los efectos especiales no estuvieron nada mal, en especial las secuencias de los barcos y Magneto levantando el submarino del agua. También el efecto de Azazel está bien logrado.

2. El cameo de Wolverine, que manda a volar a Charles y a Erik.

3. El vestuario y la dirección de arte estuvieron bastante bien. Se nota que al menos hubo quienes si hicieron la tarea e investigaron lo necesario para que la película si pareciera ambientada en los 60.

No me gustó:

1. La verdad es que me pareció que los guionistas vieron demasiadas veces CREPÚSCULO y decidieron piratearse la fórmula para atraer al público puberto. Mutantes jóvenes que disfrutan de sus poderes parrandeando, bailando y conviviendo felizmente entre ellos. PFFFFF QUE PORQUERÍA. Esa escena en la que Mystique y sus amiguis deciden ponerse apodos buena onda, es probablemente una de las peores escenas de toda la historia del cine.

2. ¿Por qué Havoc tenía que jugar al hula hula para usar sus poderes? ¿POR QUÉ?

3. ¿Los X-Men trabajando para la CIA? ¿Peleando contra el comunismo? Lo mejor de todo es lo absurdo que resulta. Ya me imagino a los mensos de la CIA: "Hmm ya sé, traigamos a estos civiles a nuestras instalaciones super secretas, es más les damos acceso y control total sobre ellas. Mejor aún, no hay que investigarlos ni nada, se ven confiables, no creo que se vayan a escapar y que no tengamos forma de rastrearlos hacia el final de la película". ¡¡¡ABSURDO!!!

4. Algo sí hay que reconocerle a la película: tiene un personaje mucho más pinche que Toad en la primera cinta de X-Men. Me refiero al tipo ese que creaba los tornados, que no tiene NI UNA SOLA LÍNEA en toda la película. Ni siquiera un grito, un gruñido, una risita, NO, NADA. Al menos Toad tuvo como 2 diálogos.

5. Mystique -disculpen mi léxico- la "calienta huevos" de los X-Men. Lo único que hace toda la película es tirarle el calzón a cuanto individuo del sexo opuesto se le cruza en el camino. Y no, no soy un santurrón ni muchos menos, simplemente creo que un personaje principal debe hacer mucho más que zorrear el 90% del tiempo. Su único momento "drámatico" es cuando Xavier es herido por una bala y su cara de "OH NO" es más falsa que la de cualquier actriz de telenovela nacional.

6. La relación de amistad entre Charles y Erik es tan pero tan cursi que raya en lo gay. OJO: no tengo nada en contra de los gays, simplemente la relación entre ellos dos no es para nada así. Esa parte en la que Charles busca el recuerdo más feliz en la mente de Magneto y llora es terrible.

7. El maquillaje de Bestia lo hace ver como uno de esos peluches de las maquinitas de destreza. Además, ¿de dónde se inventaron que Bestia corre así de exageradamente rápido?

8. Emma Frost. Para que se den una idea, su escenas más importante es cuando Shaw la manda a ponerle hielo a su vaso con whisky. WOW QUE GRANDIOSO PERSONAJE.....NOT.


Publicar un comentario