jueves, 8 de abril de 2010

Como Entrenar a Tu Dragón (How to Train Your Dragon, 2010)

Recomendada para: Fans de los dragones y público en general.
No recomendada para: Si crees que las películas animadas son tontas y "para niños".
Los dragones son de las criaturas fantásticas más populares que han existido jamás. A lo largo de los siglos y en distintas culturas, los relatos e historias acerca de ellos han causado fascinación, inspirado respeto y sembrado terror en el hombre. Lo curioso es que el tiempo sigue pasando y su popularidad sigue tan alta como siempre, hoy en día los vemos y sabemos de ellos en libros, películas, videojuegos, discos de metal, etc. Teniendo esto en mente, la gente de Dreamworks se dió a la tarea de hacer una cinta animada basada en la novela del mismo nombre y cuyo tema principal son precisamente estas criaturas y su relación con el hombre, con los vikingos para ser exactos. ¿El resultado? Una de las mejores cintas animadas que jamás se hayan hecho, que yo haya visto y que seguramente se convertirá en un clásico del cine como lo son Toy Story o Shrek (la primera).

La isla de Berk es el hogar de una aldea de valientes vikingos que día a día tienen que enfrentarse a hordas de feroces dragones para poder subsistir. Hipo, el hijo del jefe de la aldea, es un joven que muy a su pesar no encaja para nada en el mundo de los vikingos: es débil, no es ágil, siempre causa problemas y tampoco es muy valiente que digamos. Una noche mientras la aldea se encuentra bajo ataque, Hipo logra derribar -según él- al dragón más peligroso de todos pero obviamente nadie le cree. Convencido de que si demuestra su hazaña la aldea lo reconocerá como uno de los suyos, Hipo se adentra en el bosque y encuentra al dragón herido y a su merced. Hipo sabe que su deber como vikingo es matar al dragón pero decide en su lugar liberarlo. A partir de este momento Hipo y el dragón entablarán una extraña amistad que podría cambiar el rumbo de ambas especies para siempre.

El guión es muy muy bueno, es bastante sencillo y aunque está dirigido al público infantil logra conmover y gustar a los adultos por igual. Se trata de la clásica historia de "chavo encuentra su lugar en el mundo" pero que además tiene un mensaje ecológico de respeto y amor por la naturaleza bastante fuerte y otro más para ayudar a hacer conciencia sobre las discapacidades (y vaya que ambos hacen falta hoy en día). La mayor parte de la película se desarrolla a modo de comedia, mientras somos testigos de como la amistad entre los protagonistas se forja y crece, pero que al llegar al clímax toma un tono dramático muy interesante y peculiar que yo al menos nunca había visto en una cinta "para niñ@s".

Los personajes están muy bien logrados, son bastante arquetípicos pero al igual que la historia, llega un punto en el que al menos el protagonista logra diferenciarse un poco de lo que conocemos. Hipo es el joven que no encuentra su lugar en la aldea, pero que conforme entabla amistad con el dragón, va descubriendo su talento y aptitudes. Chimuelo es el dragón que de cierta forma es la contraparte de Hipo, él sabe bien que los humanos no son de fiar pero decide tomar el riesgo con Hipo pues el joven representa su única esperanza para sobrevivir. Tenemos también al padre de Hipo, quien al ser el guerrero vikingo ideal tiene problemas para aceptar que su hijo sea un fracaso. En una historia de éstas no puede faltar el interes amoroso, ahí es donde entra en escena Astrid, una talentosa chica quien es la joven promesa de la nueva generación de guerreros y de quien Hipo está perdidamente enamorado. En su versión en inglés el reparto lo conforman Jay Baruchel (Hipo), Gerard Butler (el jefe de la aldea), Craig Ferguson (el entrenador y herrero vikingo), America Ferrera (Astrid), Jonah Hill y Christopher Mintz-Plasse como dos de los jóvenes vikingos. Yo vi la versión en español y debo decir que me agradÓ bastante el doblaje, de entrada porque usaron actores de doblaje de verdad (nada de estrellitas chaquetas de TV) y segundo porque evitaron el uso de modismos como "chido", "chale" y de bromitas y referencias tontas al folklore mexicano (nunca olvidare la infame frase de Cars "me siento como diputado cobrando su aguinaldo"....¡¡FAIL!!).

El aspecto visual es otro de los aciertos de la película. Por un lado tenemos magníficas secuencias de acción que involucran a los dragones surcando los cielos y por otro, el gran nivel de detalle con el que cuentan la aldea y sus habitantes, el cual retoma y se basa en diversos aspectos de las culturas vikingas de la antigüedad. La posibilidad de verla en 3D es un buen extra que se disfruta bastante.

En conclusión, ¡¡corran a ver Como Entrenar a Tu Dragón!! y si es posible háganlo en 3D. Se trata de una excelente y muy divertida película que deja en claro que las historias para "niñ@s" no tienen porque ser ñoñas ni tratar al público como tontitos, NO subestimemos a l@s niñ@s por favor. El mensaje de la película vale muchísimo la pena, es el tipo de cosas que l@s niñ@s deberían ver para que se les pegue algo y no las pendejadas que tristemente ven hoy en día como la caricatura esa de la esponja espantosa. Voy a insistir, VAYAN A VERLA, se trata sin duda de una de las mejores películas que veremos este año, de hecho no me extrañaría verla en la contienda y ganar el Oscar de animación el próximo año.

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Me latió:

1. ¡¡¡CHIMUELO!!! amé al dragón durante toda la película y les aseguro que después de verla ustedes también lo amarán. La forma en que lograron combinar la naturaleza salvaje del dragón con la domesticidad de un perro o un gato es lo que le da tanta fuerza al personaje. De hecho lo anterior lo hicieron con todos los dragones pero en Chimuelo es muchísimo más evidente por tratarse del protagonista. No hay que dejar de fuera que el diseño de los dragones es excelente y muy caricaturesco.

2. El giro inesperado de la película es que en la batalla contra el dragón gigantesco y malvado, Hipo pierde su pierna izquierda. Esto fue una sorpresa para mi ya que no es el tipo de cosas que se ven en éste tipo de películas, podríamos incluso decir que esta parte es algo "fuerte", digo, perder una pierna no es cosa de risa ni mucho menos. El hecho de que Hipo acepte su condición, su propia discapacidad, es EL detalle de la cinta. En la escena final vemos como las protesis tanto de Hipo como de Chimuelo se vuelven una misma, complementándolos a ambos. APLAUSOS para los guionistas.

3. El entrenamiento de los vikingos me hizo recordar tantos buenos juegos de RPG. Es gracias a esta parte que nos adentramos en el mundo de los vikingos y aprendemos poco a poco, junto a ellos, todo lo necesario acerca de los dragones.

4. El nuevo logo de Dreamworks al principio que en 3D está sensacional.

5. La canción durante los créditos Stick & Stones. Me gusta que tiene una parte cantada en un idioma raro que asumo es islandés.

6. Las siguientes escenas:
a) Cuando Hipo está presentando a cada uno de los personajes y llega el turno de Astrid. Mientras Hipo suspira vemos a Astrid en cámara lenta caminar y ondear su cabello en medio de toda la destrucción.

b) La secuencia en la que Hipo y Chimuelo se empiezan a conocer es muy conmovedora. Chimuelo desconfia de Hipo y podemos ver en su expresión la constante lucha contra su instinto de dragón de matar al humano. Comen juntos, dibujan en la tierra y al final Hipo logra posar su mano sobre la cabeza de Chimuelo, como sellando el pacto de amistad entre ambos. Todo en esta escena es perfecto, la música, la iluminación, todo, sin duda es la mejor escena de la película. Puntos extra para la parte en la que Chimuelo trata de imitar la sonrisa de Hipo.

c) Cuando Hipo hace su diagrama de direcciones y junto con Chimuelo se ponen a probar la protesis. En 3D esta secuencia es realmente impresionante.

d) Cuando Astrid descubre el secreto de Hipo y Chimuelo hace lo imposible por librarse de ella.
e) La batalla final contra el dragón gigantesco, desde que llegan los montones de barcos vikingos hasta el mano a mano que se avientan Hipo y Chimuelo.


No me latió:

En realidad no hubo nada que me disgustara de la película aunque si me hubiera gustado lo siguiente:

1. ¿Dónde quedaron los tradicionales funerales vikingos? Los vikingos salen en busca del nido de los dragones, son atacados por sorpresa y varios no regresan. Hubiera sido un buen momento para mostrar éste aspecto tan característico de la cultura vikinga.

2. El diseño del dragón malvado y gigante pudo estar mucho mejor y no ser únicamente una gran mole semi amorfa


Publicar un comentario