sábado, 27 de marzo de 2010

La Isla Siniestra (Shutter Island, 2010)

Recomendada para: Fans del suspenso y los thrillers psicológicos, si te gustan las películas de Alfred Hitchcock o si quieres ver algo que haga girar al hamster de tu cabeza.
No recomendada para: Quienes crean que es una película de "espantos" o si los acertijos de la caja de cereal te cuestan trabajo.
Uno de mis géneros favoritos es el de suspenso, en todas sus variantes y expresiones (libros, series, películas, etc.) ¿Por qué? Por la sencilla razón de que cualquier obra que pertenezca al género debe tener una trama muy buena pero sobre todo inteligente, de lo contrario acaba siendo un churro de "terror" de esos que tantos aman. El más grande expositor sin duda es Alfred Hitchcock (no por nada lo llaman el Amo del Suspenso) y desde su muerte han sido pocos los cineastas que han logrado destacar en éste género y todavía menos los que han logrado que experimentemos ese sentimiento tan particular al que el Amo nos acostumbro. Pues bien, la mancuerna Scorsese-DiCaprio lo logró y lo hizo muy bien, La Isla Siniestra es una digna representante del género que no le pide nada a Hitchcock.

En la isla Shutter -en Boston- se encuentra el hospital psiquiátrico Ashecliffe, el único de su tipo, pues alberga a los pacientes cuya insanidad los ha convertido en los criminales más peligrosos del país. Al desaparecer uno de los pacientes, una mujer llamada Rachel Solando, la administración del hospital solicita la intervención de las autoridades quienes asignan a Teddy Daniels (Leonardo DiCaprio), quien tiene motivos personales para ir a ese lugar, y a Chuck Alue (Mark Ruffalo) para investigar el caso. Conforme su investigación avanza, los dos se dan cuenta que algo no anda del todo bien, pues el director del lugar, el Dr. John Cawley (Ben Kingsley), les oculta información y les pone trabas a todas sus peticiones. Las cosas empeoran cuando un huracán golpea a la isla, dejándola incomunicada, con severos daños en las instalaciones, sin energía eléctrica y con varios pacientes prófugos. Aprovechando el caos, Teddy y su compañero irán descubriendo los secretos que oculta el lugar, llegando a dudar incluso de su propia cordura.

El guión es verdaderamente extraordinario, un claro ejemplo de que cuando se trata de hacer una adaptación de un libro, hay quienes SÍ lo hacen bien (sí, te habló a ti Alicia de Tim Burton). Inicialmente la película nos plantea un conflicto inicial, la misteriosa desaparición de Rachel, pero poco a poco la trama se va complicando más y más. Justo cuando el espectador se encuentra confundido y a la expectativa, hay un giro completo en la historia que acomoda perfectamente todas las piezas del rompecabezas y deshace los nudos correctamente, sin errores ni nada. Lo anterior se desenvuelve en medio de ésta atmósfera psiquiátrica que nos muestra algunos de los rincones más oscuros de la mente humana y que es elemental para lograr el efecto de suspenso, manteniéndonos atentos a todo lo que pasa y con la misma pregunta todo el tiempo en la cabeza: ¿quién está de verdad loco y quién no? Quiero hacer una aclaración: NO ES UNA PELÍCULA DE TERROR, no hay monstruos, espantos ni muchos menos, no se vayan a ir con la finta por lo pinche del título en español.

¿Qué sería de un buen guión si las actuaciones no fueran buenas? Fácil, sería una película con George Clooney...pfff. Afortunadamente éste no es el caso porque las actuaciones son tan buenas como el guión. Leonardo DiCaprio ha sabido madurar como actor y desde hace mucho dejó en claro que no era sólo una cara bonita, que tiene talento y que podemos seguir esperando grandes actuaciones de su parte. En la cinta él interpreta a un detective perturbado por su pasado y cuya obsesión por encontrar respuestas lo llevan a desconfiar incluso de sus aliados. Mark Ruffalo hace bien su papel de "patiño" inteligente, él es el compañero de Teddy, quien cuida su espalda y lo mantiene con los pies en la tierra para evitar que haga una tontería. Sir Ben Kingsley (sí, es caballero) trabaja muy bien -como de costumbre- y en esta ocasión le toca interpreta al "malo" de la historia. Su personaje es el Dr. Cawley, un misterioso psiquiatra que desde el principio deja en claro que algo raro se esconde detrás de su gesto amable y bondadoso. Completando al reparto tenemos a Michelle Williams (la ex de Heath Ledger) como la difunta esposa de Teddy y Jackie Earle Haley (Rorschach de Watchmen) como George, uno de los pacientes del pabellón de máxima seguridad, una de las mejores actuaciones de la película si me lo preguntan.

En el apartado visual, la película es buena pero tiene algunos detallitos que llamaron mi atención. En un par de escenas la iluminación cambia drásticamente entre tomas sin ninguna justificación o explicación aparente. Lo anterior, en el caso de tomas en exteriores podría ser entendible, pero en el caso de interiores se trata de un terrible error que aparentemente a nadie le importó corregir o que de plano ni notaron. La edición, es decir los cortes entre tomas, también les puede resultar algo extraño pero está hecho así para ayudar al suspenso y la sensación de locura de la cinta.

En conclusión, La Isla Siniestra es una de las mejores películas que he visto en lo que va del año, por lo tanto la recomiendo ampliamente. Como lo mencioné al principio, se trata de una película que los hará pensar mucho y si esto les agrada se van a divertir mucho. No es una película sencilla por lo que si están muy cansados o si las tramas complejas no son lo suyo, no la vean, acabarán roncando en la sala, creanme, me tocó sentarme junto a una pareja que se la pasó roncando más de la mitad de la cinta.

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Me latió:

1. Los sueños y alucinaciones que tiene Teddy, el comportamiento extraño de los pacientes, las instalaciones similares a las de una cárcel y una muy estricta disciplina son los elementos que conforman la atmósfera de locura e insanidad de la cinta.

2. El maravilloso giro que da la historia. Resulta que Teddy Williams y Andrew Laeddis son la misma persona, al igual que Rachel Solando y Dolores Chanal, los nombres son anagramas el uno del otro. Andrew estaba casado con Dolores y tenían 3 hijos que mueren al ser ahogados por su madre (la historia que se le atribuye a Rachel). Cuando Andrew descubre lo ocurrido mata a su mujer y enloquece. A partir de entonces Andrew se convierte en Teddy, el detective dispuesto a encontrar al responsable por la muerte de su esposa. Toda la película era un experimento diseñado por los psiquiatras del hospital, con el propósito de poder curar a Andrew y si no se puede, matarlo.

3. El final queda abierto a dos posibilidades. La primera es que Andrew sigue loco y no tiene salvación alguna. Pero la segunda posibilidad fue la que yo capté y la que me gustó más. Ésta consiste en que Andrew se da cuenta de que su locura no tiene remedio, que aunque se de cuenta de las cosas, tarde o temprano sus traumas del pasado lo harán perder la cordura nuevamente.

4. Las siguientes escenas:
a) Cuando al llegar al hospital la viejita esa medio macabra le hace señas a Teddy.
b) Los interrogatorios que Teddy y Chuck le realizan a los pacientes en el comedor. En particular el de la señora que mató a su esposo y bromea al respecto.
c) El sueño que tiene Teddy en el que se le aparece su esposa y poco a poco ella se convierte en cenizas.

d) Cuando Teddy y Chuck se meten a una cripta y Teddy cuenta sus verdaderos motivos para haber tomado el caso.
e) El sueño en el que a Teddy se le aparece el asesino en tono burlón y también se le aparece una niña con una mirada bastante macabra.
f) Toda la secuencia en el pabellón de alta seguridad, con Teddy avanzando entre la oscuridad con una caja de cerillos únicamente. De hecho se trata de una de las mejores escenas de la película y culmina con la estupenda conversación entre Teddy y George.

g) Cuando Teddy se encuentra a la "verdadera" Rachel Solando quien le recomienda que huya de la isla antes de que sea muy tarde.
h) Teddy usa la horrible corbata que le regaló su esposa para hacer explotar el auto del Dr. Cawley y crear una distracción.
i) La escena en la que muestran el incidente ocurrido con los hijos en el lago. La actuación de DiCaprio en esta parte es espectacular y una de las mejores de su carrera. Por medio de sus gritos de dolor y desesperación al ver a sus hijos flotando logra contagiarnos la angustia de su personaje.


No me latió:

1. Ya estuvo bueno del Holocausto, ¿no? Ya todos sabemos que fue una cosa terrible y espantosa que sucedió en la Segunda Guerra Mundial pero la verdad yo ya estoy cansado de que exploten este recurso todo el tiempo. Al final de cuentas los recuerdos y alucines de la guerra de Teddy salen sobrando.

2. Hay un personaje que es como el jefe de todos los policías del hospital y se ve bien malote todo el tiempo. Nunca me quedo muy claro que onda con este personaje, quien además tiene la escena más aburrida y sin sentido de toda la película (la del jeep).


Publicar un comentario