martes, 20 de abril de 2010

Una Noche Fuera de Serie (Date Night, 2010)

Recomendada para: Si tienes buen sentido del humor, te gustan las comedias medio "random" o si te gustaron películas como ¿Qué Pasó Ayer? (The Hangover) o Super Agente 86 (Get Smart).
No recomendada para: Si tu sentido del humor es el mismo que el de un tomate frío de refrigerador.
Algo que me da mucho gusto es la nueva oleada de cómicos que hay en Hollywood. Hasta hace unos años la comedia gringa le apostaba, casi en su totalidad, a la fórmula del "pastelazo": golpes, caídas, más golpes y una serie de bobadas y absurdos. Si bien con lo anterior lograban hacernos reír, con el tiempo se volvió monótono y hasta cierto punto estúpido. Afortunadamente esos tiempos parecen haber quedado atrás y en la actualidad podemos disfrutar de un tipo de comedia mucho más "inteligente" que le apuesta por presentarnos situaciones cotidianas de la vida que son graciosas y que prácticamente le pueden suceder a cualquiera. Una Noche Fuera de Serie continua con ésta tradición y lo hace de la mano de dos de los cómicos más talentosos del momento: Steve Carell y Tina Fey.

Los Foster, Phil (Steve Carell) y Claire (Tina Fey), llevan varios años casados, tienen 2 hijos y llevan una vida tranquila y normal en familia. Para escapara de la rutina de sus vidas, una noche a la semana dejan a los niños con la niñera y salen a algún lado para pasar tiempo juntos. Tristemente sus salidas se han vuelto también parte de sus rutinas, pues cenan lo mismo en los mismos lugares y los temas de conversación son los mismos. Tras enterarse que uno de sus matrimonios amigos se está divorciando debido a la rutina y temiendo que lo mismo les suceda a ellos, Phil y Claire deciden hacer algo distinto en su noche libre para reavivar su "llama", y acuden a uno de los restaurantes más exclusivos de Nueva York. El lugar resulta estar llenísimo y para poder conseguir mesa, Phil y Claire toman la reservación de otra pareja haciéndose pasar por ellos. La velada va de maravilla hasta que repentinamente dos hombres se acercan a su mesa preguntando por sus identidades falsas, los Tripplehorn, los obligan a salir del lugar y una vez fuera son amenazados a entregar la mercancía o de lo contrario moriran. Al parecer los verdaderos Tripplehorn estaban metidos en algo muy turbio y ahora Phil y Claire deberán averiguar de que se trata si es que desean salvarse.

El guión es bueno, sencillo y bastante divertido. Una parte de su genialidad reside en el hecho de estar escrito alrededor de una serie de problemas y complicaciones, de todo tipo, que surgen a partir de un pequeño malentendido y que como mencioné anteriormente, podrían sucederle a cualquiera. La otra es el tema de fondo: las parejas que con el paso del tiempo han perdido la "chispa" y la búsqueda por recuperarla. No me dejarán mentir, lo anterior es una de esas verdades que nadie dice (bueno los de Pfizer y Viagra sí) pero que sin embargo están siempre presentes en nuestras vidas, todos conocemos al menos a una pareja con ese problema. Un detalle importante es que aunque pareciera tratarse de una comedia romántica, por fortuna no lo es, ya que de lo contrario el hecho de incluir el elemento policiaco y de acción hubiera resultado en un rotundo fracaso como lo fueron El Caza Recompensas (The Bounty Hunter) o ¿Y Dónde Están los Morgan? (Did You Hear About the Morgans?). Por cierto, los fans de la serie televisiva Seinfeld, se acordarán mucho de un capítulo que tiene la misma premisa.

Las actuaciones son buenas pero no memorables, debido en gran parte a que la simplicidad del guión no le exige mucho al reparto. La mancuerna que forman en pantalla Steve Carell y Tina Fey es sumamente divertida tanto por la química entre ellos como por el gran talento como comediantes de cada uno. Juntos interpretan a un matrimonio sumido totalmente en la rutina con el que muchos se sentirán perfectamente identificados. Mark Wahlberg nos muestra una faceta un poco diferente, sigue siendo la del héroe de acción y tipo rudo de siempre, pero con un toque cómico. Su personaje, el misterioso Holbrooke, es un experto en seguridad que ayudará a los Foster con su problema de formas que ni él mismo se imagina. Además de los anteriores, la película cuenta con un gran reparto en el que casi todos los que en él se encuentran, tienen pequeños papeles o cameos: Ray Liotta, Jimmi Simpson, Common, James Franco, Mila Kunis, Mark Ruffalo, Kristen Wiig y William Fichtner por mencionar algunos.

En conclusión, Una Noche Fuera de Serie es una excelente opción para ver en el cine durante ésta temporada. El peculiar sentido del humor de la película los hará reir bastante y pasar un muy buen rato de sano entretenimiento.

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Me latió:

1. Steve Carell + Tina Fey = ¡¡EPIC WIN!! Sin duda una de las mejores combinaciones cómicas que puedan existir hoy en día. Juntos logran éste retrato tan pintoresco de la vida en los suburbios gringos, donde sus habitantes parecen vivir en una realidad distinta a la de las grandes ciudades.

2. Los clichés tecnológicos y las referencias a gadgets de uso cotidiano. Claire le dice a las memorias USB "las cositas de la computadora", el taxista tiene un Kindle (toma eso Apple) y Helbrooke utiliza aplicaciones super sofisticadas y apantalladoras, que no existen por supuesto.

3. Holbrooke aparece todo el tiempo sin playera, lo que vuelve loca a Claire pero mata de celos a Phil. Incluso los malos y los policias se sacan de onda cuando van al departamento de Holbrooke y se lo topan así, todos le piden que se tape.

4. Claire y Phil juega a inventarle conversaciones a otros comensales en los restaurantes. No sé si uds han jugado a eso antes pero yo sí y es sumamente divertido.

5. A lo largo de la película cada vez que los Foster explican como se metieron en semejante problema, todos quienes los escuchan reaccionan de la misma manera: nadie puede creer que hayan hecho algo tan bajo como apropiarse la reservación de alguien más. Resulta en verdad graciosísimo como la gente les reprocha esto.

6. Las siguientes escenas:
a) Cuando los malos sacan a los Foster del restaurant y le tiran el plato a Claire durante las amenazas.
b) Mientrás los Foster intentan escapar en Central Park, se suben a una lancha que avanza lentísimo.
c) Los Foster regresan al restaurante para averiguar más acerca de los Tripplehorn, pero al hacerlo se hacen pasar por esnobs/hispters/pseudo intelectuales, de esos que sobran en Nueva York.

d) Cuando los Foster llegan al departamento de los Tripplehorn y estos se ponen a discutir ignorando por completo a Phil y Claire.
e) La persecución en coche después de que Phil choca contra un taxi. Los gritos de terror del taxista durante toda la secuencia son sensacionales. Sin duda la mejor escena de la película.

f) El baile "erótico" que Phil y Claire hacen para llamar la atención del fiscal en el bar de strippers. ¡¡¡SEX ROBOTS!!!

No me latió:

1. A los malos les faltó bastante personalidad y presencia, en particular a Ray Liotta. No es excusa el hecho de que salgan poco tiempo en pantalla, otros personajes salen menos tiempo y lo hacen mucho mejor.

2. Ese truquito de "voy contar hasta 3 y verás como te va" es un recurso gracioso en un par de ocsasiones pero usarlo como elemento fundamental en el desenlace de la película está bastante chafa.


Publicar un comentario