domingo, 21 de marzo de 2010

Preciosa (Precious, 2009)

Recomendada para: Si te gustan los dramas de verdad, de esos que hasta te bajan los ánimos.
No recomendada para: Si tienes corazón de pollo, si lo tuyo son las películas rosas y felices o si el tema de la violencia doméstica te espanta.
"La familia es la base de la sociedad"....con razón nuestra sociedad está como está: decadente y violenta. No es de extrañarse que en la actualidad las familias disfuncionales sean la constante, sin embargo existe una gran diferencia entre esto y los casos de violencia doméstica. El lazo que une a los padres con sus hij@s es, a mi parecer, lo más puro y natural que existe, pues el amor debería ser incondicional, ¿no? Quizás ésta sea la razón por la cual noticias como la del $%&(/% austríaco de mierda que tuvo encerrada por 24 años a su hija, nos indignan y asombran tanto. Bajo esta premisa llega a las salas de cines Preciosa, una cinta basada en la novela Push y que trata acerca de este delicado tema que tristemente cada día empeora más.

La cinta trata acerca de la difícil vida de Claireece Precious Jones (Gabourey Sidibe), una joven afroamericana de clase baja que está esperando a su segundo hijo, producto del abuso sexual que recibe por parte de su padre. Por si esto fuera poco, su madre (Mo'Nique) la odia y se la pasa insultándola, denigrándola, golpeándola, en fin, toda clase de abusos. Debido a todo lo anterior, el autoestima de Precious está por los suelos, se odia a sí misma y siente que no merece nada bueno en la vida. Afortunadamente existe un rayo de esperanza para ella: el programa de ayuda "Each One, Teach One". En este lugar, Precious no sólo hallará amigas que la aceptarán tal cual, sino que además su maestra, la señorita Rain (Paula Patton), se volverá su protectora, su mentora y su fuente de inspiración para una vida mejor.

El guión es muy, muy bueno. A través de la narración de su protagonista, poco a poco vamos conociendo su situación, sus sueños y decepciones, sufrimos y nos alegramos con ella. Tenía mucho tiempo, me parece que desde Golpes del Destino (Million Dollar Baby), que una historia no me provocaba tales sentimientos de desesperanza, indignación y compasión. Y es que precisamente lo "precioso" de la cinta, es la forma en que nos hace testigos del dolor de aquellas personas que en verdad se encuentran desprotegidas y viven día a día un infierno en sus "hogares" a causa del abuso, tanto físico como psicológico.

Las actuaciones son también excelentes. Gabourey Sidibe hace su debut como actriz y en verdad logró hacer algo maravilloso con su personaje, es imposible no empatizar con ella desde los primeros minutos. La forma en que logra transmitirnos los sentimientos de la joven Precious, es una clara señal del gran talento que posee. ¿Y qué les puedo decir de la actuación de Mo'Nique que no hayan oído ya? Ella interpreta a la madre de Precious, Mary, quien es probablemente el ser humano más repulsivo, patético y destestable que jamás haya yo visto en el cine. Me quito el sombrero ante semejante demostración de talento, interpretar a alguien así no debe ser nada fácil. El contraste lo hace Paula Patton en su papel de la srita. Rain, quien es toda bondad y amor; su actuación no es nada mala pero se ve opacada -y por mucho- por las dos anteriores. La película tiene 2 grandes sorpresas: ¡¡Mariah Carey y Lenny Kravitz saben actuar!! No sé ustedes, pero es algo que yo jamás me hubiera imaginado, sobre todo de Mariah, quien interpreta a la trabajadora social que está a cargo de Precious y se ganó mi respeto durante la escena previa al final de la película. La actuación de Kravitz la verdad está un poco X pero aún así llama la atención verlo fuera de su faceta de rockstar y sex symbol.

En conclusión, Preciosa es una GRAN película que vale la pena tanto por su conmovedora historia así como por su magníficas actuaciones. Vayan corriendo al cine a verla antes de que la quiten, es una de esas cintas por la que hasta da gusto haber pagado por ver. Eso sí, lleven unos cuantos kleenex porque es muy probable que los vayan a necesitar.

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Antes que nada, los padres de Precious son unas verdaderas MIERDAS. La neta sí sale uno del cine odiándolos por todo lo que hacen. El padre en particular es un gran hijo de puta, que bueno que se murió (aunque fuese en la película). Y bueno, la madre no se queda atrás, golpea a Precious, maltrata a sus nietos y la muy perra le arroja un televisor por las escaleras. Espero que toda la gente que sea como ellos sufra y muera lentamente, cabrones.

Me latió:

1. La película no disfraza ni nos endulza las cosas, nos muestra la cruda realidad en la que viven muchos jóvenes, especialmente los de las clases sociales más desprotegidas, así como también el racismo y los prejuicios tan fuertes que áun existen en una sociedad (la gringa) que se jacta de ser tolerante y políticamente correcta.

2. A pesar de todo lo malo que le sucede a Precious, al final ella encuentra la forma de vivir, lo que sea que le quede vida, de la mejor manera posible a lado de sus dos hijos. No se trata precisamente de un final muy feliz, pero a fin de cuentas resulta algo esperanzador. Después de todo, como lo dije al principio, el amor de una madre por sus hijos es una de las cosas más puras que puede existir.

3. La escena casi al final cuando la trabajadora social entrevista a la madre de Precious en presencia de ella. Es aquí cuando nos enteramos bien que onda con los abusos y el porque la madre odiaba a su hija. Sólo tengo una palabra para describir ésta escena: BRILLANTE.


4. La cita antes de los créditos finales, en la cual dedican la película a todas las niñas "preciosas" del mundo.

No me latió:

1. El ritmo de la película es algo extraño, el clímax no parece tal y el final llega de una manera un poco abrupta e inesperada.

2. Las amigas de Precious ayudan a formar parte del retrato social y condiciones de vida del lugar pero quedan bastante olvidadas hacia el final y como que era cuando más necesaria debió haber sido su participación.




Publicar un comentario