sábado, 21 de marzo de 2009

En Brujas (In Bruges, 2008)



Recomendada para: Quienes le gustó Snatch, Lucky Number Slevin o Burn After Reading.
No recomendada para: Si no te gusta el humor negro mejor olvídalo.
Me encantan las películas de humor negro, son pocas las que logran hacerlo bien sobre todo porque se requiere de un guión muy bueno e inteligente para ello. En Brujas cumple al 100% con este requisitio, un excelente guión (nominado al Oscar) sumado a buenas actuaciones que dan como resultado una película muy entretenida.

Ray (Colin Farell) y Ken (Brendan Gleeson) son dos asesinos a sueldo que después de su último "trabajo" son enviados por órdenes de su jefe Harry Waters (Ralph Fiennes) a la ciudad de Brujas en Bélgica para descansar un tiempo y esperar instrucciones de su próxima asignación. Una noche mientras pasean por la ciudad Ray conoce a Chloe (Clémence Poésy), una linda chica con la que rápidamente empieza una relación. Al poco tiempo Ken recibe la llamada de Harry quien le da instrucciones precisas del siguiente trabajo, el cual traerá consigo una serie de extrañas situaciones (algunas bastante cómicas) para todos los involucrados.

Colin Farell siempre me había parecido un mal actor y en verdad me sorprendió mucho su actuación como el asesino atormentado por su pasado y en busca de la redención. Sin dudas un gran acierto en su carrera.

La película gira en torno al mundo de los asesinos, de la moral y de los principios que estos deben seguir para conservar el "honor" en su línea de trabajo, todo se resume a seguir siempre tus principios sin importar las consecuencias.

Como detalle curioso y cortesía del IMDB, la palabra "fuck" y sus variaciones se escuchan 126 veces durante la película, un promedio de 1.18 por minuto.


Publicar un comentario