jueves, 26 de marzo de 2009

El Casamiento de Raquel (Rachel Getting Married, 2008)

Recomendada para: Fans del cine independiente o de quien disfrute un drama de esos que deprimen.
No recomendada para: Todo los demás, en especial si te mareas con los movimientos constantes de la cámara.
Impecable y magnífica, así es la actuación de Anne Hathaway (que le valió la nominación al Oscar); en varias escenas le contagia al expectador esos sentimiento de desesperación y desolación que experimenta su personaje. Creo sin duda alguna que la película vale totalmente la pena tan solo por su actuación, por fortuna el resto de las actuaciones son excelentes también y la historia, aunque simple, es perfecta para el desarrollo de sus personajes.

Kym (Anne Hathaway) es una joven drogadicta que se encuentra en rehabilitación y regresa a su casa por un fin de semana para asistir a la boda de su hermana Rachel (Rosemarie DeWitt), pero su retorno, sumado a la tensión de la boda, únicamente saca a flote viejos problemas familiares de los que al parecer nadie se ha recuperado por completo. El gran día se acerca y consigo la última oportunidad quizás para Kym de hacer enmiendas con sus seres queridos y poner su vida en orden.

La película al inicio parece ser una producción independiente sobre todo por la cámara que en varias ocasiones puede llegar a marear y porque a momentos el ritmo de la película es muy lento, la fiesta antes de la boda y la misma boda son demasiado tediosas en verdad. Fuera de eso no tengo ninguna otra queja al respecto.

En verdad la recomiendo mucho pero únicamente si les gustan los dramas en serio, en más de una ocasión sentirán ese nudo en la garganta así como impotencia y coraje ante las situaciones y personajes (muy al estilo de Million Dollar Baby).

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Van a odiar a la madre de Kym y Rachel, es una auténtica MIERDA de persona, de esas que dan ganas de golpear hasta que se le rompa a uno la mano.

Es muy triste pero al final se da uno cuenta que no importa lo que Kym haga ni cuantas veces pida perdón, su familia es completamente disfuncional y ella esta condenada a cargar con la culpa de la muerte de su hermanito.

Arriba mencioné que dos escenas son en verdad tediosas:

1. La fiesta previa a la boda: Uno por uno los asistentes van haciendo un brindis por los novios, después del tercero yo ya pedía que se acabara pero no, sigue y sigue y sigue.
2. La boda: Justo después de la ceremonia la escena se va a la mierda, lo que sigue son como 20 minutos de secuencias de la gente bailando y pasándola en la fiesta, la maldita cámara no se queda quieta más de 3 segundos, a eso súmenle el pulso de maraquero del camarógrafo.

Por último ¿qué onda con los amigos músicos? todo el tiempo están tocando, días antes de la boda y al día siguiente todavía siguen.



Publicar un comentario