lunes, 29 de agosto de 2011

Medianoche en París (Midnight in Paris, 2011)

Recomendada para: Fans de Woody Allen, fans de la literatura y cultura, intelectuales, pseudo intelectuales y hipsters (por desgracia será una de sus favoritas)
No recomendada para: Quienes no se acuerdan de sus clases de literatura y arte de la prepa, si la cultura te parece aburrida (pobre de ti) o si odias a Woody Allen.
Personaje Favorito: Dalí.

Vaya que ha gustado la más reciente película de Woody Allen en nuestro país. Basándome en como le fue a las cintas anteriores del director, yo pensaba que Medianoche en París no duraría más de una semana en cartelera, pero afortunadamente no ha sido el caso. Hay en las redes sociales y en la web en general un debate por parte de personas que juran y perjuran que son intelectuales y entendieron todas las referencias culturales de la cinta y quienes se burlan de ellos y los tachan de hipsters. Cualquiera que sea el caso, la película es maravillosa y en lo personal, se ha convertido en mi favorita de este director (sorry Match Point). Definitivamente entra a la lista de lo mejor del 2011.

Gil (Owen Wilson) y su prometida Inez (Rachel McAdams) se encuentran de vacaciones en París disfrutando de los atractivos turísticos y planeando su boda. Gil es un romántico y nostálgico aficionado de la edad dorada de los años 20, época en la que l@s grandes artistas e intelectuales se daban cita a diario en la capital francesa. Impresionado y a la vez inspirado por la belleza de la ciudad, Gil anhela quedarse ahí para siempre, dejar su éxitosa carrera como guionista de cine y dedicarse a escribir novelas. A Inez no le gusta ni tantito la idea así que una noche mientras ella sale a divertirse con sus amigos, Gil aprovecha para dar un paseo nocturno por las calles de la ciudad. Como si se tratara de un cuento de hadas, en punto de las 12 de la noche, Gil descubre algo que cambiará su vida para siempre, algo que no puede ser otra cosa más que su más grande sueño hecho realidad.

Me gustaría poder profundizar en esta reseña acerca de la película, pero me temo que al hacerlo estaría revelando el "misterio" que encierra. Lo que sí les puedo decir es que el guión es EXCELENTE, me atrevería incluso a decir que se trata de la mejor película en la carrera de Woody Allen, de su obra maestra (la crítica especializada y la taquilla lo confirman). El mensaje de la conta gira en torno a la nostalgia y creo que no había hasta ahora en el cine una definición tan clara de lo que nostalgia significa. Eso es todo lo que puedo decirles al respecto de la trama. Ahora, ¿por qué tanto ruido con lo de los intelectuales y la cultura que hasta en mis recomendaciones hago mención de ello? La razón es sencilla, hay un gran número de referencias a artísticas y culturales de la historia, que quienes hayan estudiado una carrera afin a estos temas o simplemente quienes sean fans de estos temas disfrutarán tremendamente. Esto NO significa que haya que ser un erudito para ver la película, así que no se dejen engañar si alguien les dice lo contrario. Yo no capté todas las referencias pero con las pocas que sí me bastó para entender lo que la película está intentando decir.

A Owen Wilson el papel le quedó como anillo al dedo, el personaje de Gil se parece bastante a otros que el actor ha interpretado tan maravillosamente en el pasado para Wes Anderson en sus cintas (Darjeeling Limited, The Life Aquatic with Steve Zissou, etc). Wilson quizás no sea el más talentoso de los actores, pero la naturalidad con la que actua es lo que hace que sea tan fácil para el público identificarse con el personaje. Rachel McAdams no lo hace mal pero tampoco luce mucho que digamos, un poco desaprovechada si me lo preguntan. El papel de Michael Sheen es sumamente divertido, pues le hace burla al estereotipo del intelectual, sabelotodo, arrogante y odioso, la clase de persona que después de ver esta película se jactaría de haberlo hecho sólo para parecer más interesante. Marion Cotillard interpreta a Adriana, una bella mujer a la que Gil conoce y que de cierta manera se vuelve en una especie de musa para él. La carrera de Marion sigue en ascenso y definitivamente esta película se suma a su lista de grandes aciertos. La cinta está llena de breves cameos de un gran número de celebridades entre las cuales se encuentran Adrien Brody, Kathy Bates, Tom Hiddleston y la mismísima primera dama francesa Carla Bruni.

¿Conclusión? En cuanto termines de leer esta reseña corre a tu cine más cercano y entra a ver la película, así de buena es. Woody Allen tiene un estilo muy particular que no siempre gusta, pero ahora sí dio en el clavo. Medianoche en París es una cinta maravillosa que habla sobre "eso" que todos nosotros sentimos en diferentes momentos de nuestras vidas, ese anhelo del ser humano por el pasado, por los tiempos mejores y de como al hacerlo nos alejamos y desconectamos de nuestro presente y la realidad. Como dije anteriormente, esta es sin duda una de las mejores cintas del año y no querrán perdérsela, un servidor se los garantiza.

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Ok ahora que decidieron leer los spoilers ya les puedo contar mucho más al respecto,

Me latió:

1. Gil es transportado por las noches al París de los años 20, la época que él considera son los años dorados del arte en todas sus expresiones. Es así que Gil conoce y convive con grandes personalidades como Ernest Hemingway, Scott y Zelda Fitzgerald, Pablo Picasso, Gertrude Stein, Salvador Dalí, Luis Buñuel, etc. Es sumamente divertido ver como Gil interactua con todos ellos y como sus relaciones se van desarrollando en este mundo de artistas e intelectuales. Al igual que Gil, Adriana desearía vivir en otra época, en la Belle Époque de finales del siglo XIX para ser preciso y a la gente de esa época le gustaría vivir en otra y así sucesivamente. Sí, este es el GRAN secreto que no les podía revelar anteriormente, porque como notarán es la esencia de la cinta, es la forma tan explícita en la que Woody Allen ejemplifica la nostalgia, mediante el anhelo por otra época.

2. De entre todos los cameos, el de Salvador Dalí es sin duda el mejor y el más divertido. No soy fan del trabajo de Adrien Brody pero reconozco que ahora lo hizo muy bien.

3. El humor tan característico y a veces un poco bobo de Woody Allen. Me encantaron cosas como que el detective privado que sigue a Gil por las noches termina pérdido en el pasado, el lío que se crea cuando Gil le roba a Inez unos aretes para regalárselos a Adriana o simplemente el personaje de Michael Sheen haciéndole burla a los intelectuales.

4. Al final Gil se topa con una bella chica que conoció días antes en un mercado callejero y que resulta tiene el mismo sentir que él por la ciudad y los paseos bajo la lluvia. ¿Cursi? Quizás un poco pero este final amarra perfectamente con lo que sucede a lo largo de la cinta, Gil encuentra a su pareja ideal después de todo.

No me latió:

1. Probablemente el hecho de que es tan buena que no se me ocurre algo que no me haya gustado.


Publicar un comentario