miércoles, 6 de abril de 2011

Sucker Punch: Mundo Surreal (Sucker Punch, 2011)

Recomendada para: Geeks originales, esos que son fans del anime, los videojuegos, el rol, el steampunk y el fan service.
No recomendada para: Geeks generación Halo/Big Bang Theory o si te gustan las películas como Orgullo y Prejuicio y cosas así como que más "normales".

Aclaro que mi intención no es insultar ni menospreciar a nadie, pero si viste Sucker Punch y no te gustó es porque sencillamente la película no está dirigida a gente como tú. Hoy en día, jugar Halo, tener una Mac, ver las películas de Spiderman o tener un playera de marca con el logo de algún superhéroe, son razones suficientes para que cualquiera se autoproclame "geek". Lo anterior no es más que una moda que, al igual que todas las demás, pasará y solamente los geeks verdaderos seguirán siéndolo. Zack Snyder es uno de estos geeks auténticos cuya visión cinematográfica se basa en todo aquello que significa ser geek, en esos detalles que sólo los verdaderos fans pueden captar y apreciar. Después de un par de adpataciones de novelas gráficas, Snyder nos presenta su primera película original que solo puede definirse como el epítome del fan service, en otras palabras, una JOYA de la verdadera cultura geek.

Babydoll (Emily Browning) es una joven que después de intentar vengar la muerte de su madre y su hermana a manos de su abusivo padrastro, es internada en una institución mental donde dentro de 5 días le practicarán una lobotomía. Encerrada y sin ninguna posibilidad de salvarse, Babydoll da rienda suelta a su imaginación, el único lugar al que puede escapar para evadir la realidad. Dentro de ella, Babydoll y otras 4 chicas también internadas, Rocket (Jena Malone), Sweet Pea (Abbie Cornish), Amber (Jamie Chung) y Blondie (Vanessa Hudgens), llevarán a cabo peligrosas misiones para obtener los 4 items que les permitirán escapar de su encierro.

Ok sí, la historia no es precisamente el punto más fuerte de la película, en algunos momentos podría parecer que carece de sentido y es esto precisamente lo que confunde y desagrada al público común que espera ver algo fácil de digerir. Lo complicado es que Babydoll se imagina toda una realidad alternativa y dentro de ella hace nuevamente lo mismo. Para que lo entiendan mejor, es como un sueño de 2 niveles en El Origen (Inception), un sueño dentro de otro sueño. Es precisamente en este segundo nivel de la imaginación de Babydoll, donde la película se da vuelo con el fan service: zombies, robots, dragones, orcos, steampunk, mechas, samurais, espadas y chicas vestidas de colegialas. Todo lo anterior acompañado de excelentes efectos especiales, diálogos cliché, secuencias de acción estilo 300 y de una banda sonora como pocas. A momentos parece que lo que vemos en pantalla es en realidad un videojuego y no una película, la forma en que Snyder planeó cada escena para dar esta sensación es admirable.

Las actuaciones en general están algo chafas. Emily Browning (sí, la niña de Lemony Snicket) es Babydoll, la heroína en desgracia, inexpresiva pero decidida a escapar a como de lugar. Abbie Cornish es la que mejor actua de las chicas e interpreta a Sweet Pea, la mayor de las chicas del lugar y quien cuida de las demás. Vanessa Hudgens en el papel de Blondie, hace el intento de salirse del papel de niña buena en el que High School Musical la encasilló y aunque lo consigue, todavía debe mostrarle al medio que tiene el talento necesario para actuar. Jena Malone lo hace bastante bien como la impulsiva, obstinada y alegre Rocket, quien al escuchar el plan de Babydoll es la primera en apuntarse para participar. Completando el equipo de femme fatales, tenemos a Jamie Chung como Amber, una chica oriental experta en el manejo de todo tipo de transporte. Oscar Isaac interpreta al malo de la historia, Blue, quien en el mundo imaginario es el padrote y dueño del bar en el que las chicas trabajan. La actuación de Isaac es buena, pues en el pasado ya ha tenido otros papeles de villano y antagonista como por ejemplo Robin Hood y Ágora. La bella Carla Gugino interpreta a Vera Gorski, la doctora de la clínica y en el mundo de Babydoll, la madrota de las chicas, encargada de montar el espectáculo y las coreografías. El reparto lo completan Jon Hamm como el Gran Apostador que vendrá por Babydoll dentro de 5 días y Scott Glenn como el guía de las chicas en cada una de las misiones.

En conclusión, se trata de una GRANDIOSA película si eres parte de la audicencia correcta o de una PORQUERÍA si no lo eres. Mi recomendación es que si eres del segundo grupo, mejor te quedes en casa riendo cada vez que Sheldon dice bazzinga en la TV, así te evitas el coraje de no entenderle a la película y le evitas a los verdaderos fans la molestia de tener que oir tus quejas. Si eres del primer grupo, CORRE A VERLA porque no durará mucho tiempo en cartelera (culpa de quienes NO la entendieron). Zack Snyder como buen geek, supo bien que elementos explotar y como hacerlo. No estaría mal que otros guionistas y directores tomarán notas de como hacer bien las cosas antes de intentar adaptar un comic, una novela gráfica o un videojuego.

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Me latió:

1. El fan service en su máxima expresión. Cada detalle y cada referencia están perfectamente planeadas. Por ejemplo en la parte de los samurais tenemos los edificios japoneses, la nieve, los cuervos, las posiciones de combate, etc. En la misión de la guerra podemos apreciar el steampunk en los soldados muertos reanimados con vapor, las armas, los aviones, el mecha con la cara de conejo. Y así podría seguirme pero el punto es que Snyder supo tomar los mejores elementos de cada tema y combinarlos de maravilla. Mi secuencia favorita fue la de la Primera Guerra Mundial.

2. La banda sonora es excelente y su sincronización con la edición de la cinta es impecable. Grandes momentos dentro de la película lo son gracias a la canción que suena. Mi favorita fue Army of Me de Björk en la escena de los samurais.

3. Los efectos especiales y las secuencias de acción. Snyder es un maestro en el uso del slow motion y aunque ya lo había emostrado en 300 y Watchmen, lo hizo nuevamente.

4. ¡¡¡Sweet Pea!!! Mi favorita de las chicas. Es ruda, güera, tiene el mejor outfit, una espada motherfucker (que nunca usa por cierto) y es la verdadera protagonista de la cinta.


No me latió:

1. Babydoll con su cara de "huele a pedo" y su actitud de mustia. Originalmente el papel iba a ser para Amanda Seyfried pero como la señorita estaba muy ocupada pues no se pudo.

2. En la misión de la guerra, Blondie le quita el casco a un soldado y se le queda viendo. La verdad no entendí esta escena, me pareció completamente random.


Publicar un comentario