miércoles, 23 de marzo de 2011

Rango (2011)

Recomendada para: Fans de las películas de vaqueros y público en general, ideal para verla en familia.
No recomendada para: Si crees que las cintas animadas son tontas y únicamente para niños.

Dicen por ahí que" no hay que juzgar a un libro por su portada" y en el caso particular del cine, no juzgar una película por los cortos (trailer). Dejarse guiar por esto para decidir que película ver o no, la mayor parte del tiempo los llevará a tomar la decisión equivocada (es mejor leer este blog antes de decidir jeje). Menciono esto porque ya van varias personas que al recomendarles ver Rango, me han dicho "es que en los cortos no se ve buena", "vi los cortos y la verdad no me llama la atención", "¿pero esa es para niños, no?", etc. Así que se las voy a poner fácil: Rango es mi favorita hasta el momento para llevarse el Oscar a mejor cinta animada el próximo año, osea, vayan a verla ¡¡PERO YA!!

Rango (Johnny Depp) es un camaleón cuya vida como mascota es bastante monótona y aburrida. La vida para él da un giro repentino cuando, por accidente, su pecera cae del coche en el que viaja quedando solo y a su suerte, en medio del desierto de Nevada. Después de caminar un rato por el desierto y sobrevivir al ataque de un ave, Rango llega a Dirt, un pueblo donde la vida del viejo oeste sigue vigente. Rango es un forastero y no es bien recibido por los habitantes de Dirt, así que haciendo uso de sus dotes de actor y para encajar en el pueblo, se hace pasar por un peligroso y hábil pistolero. Tras una serie de incidentes, las "habilidades" de Rango dejan boquiabiertos a todos y se convierte en el nuevo sheriff del pueblo. Así que ahora será su responsabilidad investigar lo que ha ocurrido con el suministro de agua del pueblo, de lo contrario el pueblo de Dirt y sus habitantes están condenados a desaparecer.

La película es un western 100%, al más puro estilo de clásicos como los que protagonizaron Clint Eastwood, John Wayne o Kirk Douglas. Durante los primeros minutos esto no queda muy claro, pues la cinta comienza raro, pero en cuanto Rango llega al pueblo las cosas empiezan a cobrar sentido y la verdadera trama comienza. La única diferencia que existe entre esta película y las demás del género, es que al tratarse de una animación, la trama es mucho más relajada, mucho más cómica y la violencia suavizada (onda Looney Tunes o Tom & Jerry). Esto no quiere decir que la película sea para niños solamente (como muy equivocadamente algunas personas piensan), sino que con esto la cinta se vuelve accesible para todo el público. Todos los elementos de una buena película de vaqueros están presentes: los escenarios, los duelos a mitad del pueblo, los personajes super arquetípicos, la música (a cargo del MAESTRO Hans Zimmer), los diálogos, etc. Algo que me encantó fue que la película logró transportarme a su mundo de tal manera, que al salir del cine, tenía mucha sed y me urgía un vaso con agua.

Afortunadamente pude ver la película en inglés, con las voces originales aunque he escuchado que el doblaje en español está bastante decente. Johnny Depp es la voz de Rango, el camaleón con problemas de identidad que está en busca de su propósito en la vida. Isla Fisher interpreta a Beans, la lagartija que está convencida que la escasez de agua es culpa de alguien y no de algo. Ned Beatty es la voz del alcalde de Dirt, una tortuga empresaria y ambiciosa que tiene sus propios planes para el pueblo. Bill Nighy es Jake, una sanguinaria víbora de cascabel legendaria por sus crueldad y sus habilidades con las armas. El resto del reparto que prestó sus voces está integrado por Abigail Breslin, Alfred Molina y Timothy Olyphant entre otros. Como les comenté anteriormente, los personajes están de maravilla y no falta casi ninguno. Tenemos al cantinero, los bandidos, el indio americano, los hillbillies, el banquero, el doctor, etc.

En conclusión, Rango es una gran película animada cuya historia y realización están a la par de las cintas de Pixar. En cuanto terminen de leer esta reseña, vayan a su cine más cercano a verla, les aseguro, les garantizo que no lo lamentarán. Parece que el western volverá a ponerse de moda y películas como ésta y Temple de Acero (True Grit) son la prueba de ello. Y recuerden, la próxima que vean los cortos en el cine, no se apresuren a emitir su juicio porque podrían perderse de una gran cinta.

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Me latió:

1. La música es maravillosa, Hans Zimmer es un dios cuando de componer se trata. Su versión con banjos de La Marcha de las Valquirias es un EPIC WIN.

2. Los personajes están muy bien definidos, en verdad que uno se siente transportado al viejo oeste. La escena en la cantina es un excelente ejemplo de lo anterior, cada uno de los personajes en su respectivo rol es lo que verdadermente le da sabor a la película. Jake es mi favorito, con su sombrero, su "bigote" y la mirada matona.


3. La persecución entre los montañenses que montan murciélagos y Rango y sus amigos es sin duda la mejor parte de la película.

4. El Espíritu del Oeste es un tributo a Clint Eastwood, de hecho el look es el mismo que el de su personaje en El Bueno, el Malo y el Feo (The Good, the Bad and the Ugly). Me encanta que además, el espíritu maneja un carrito de golf y en la parte de atrás tiene sus premios Oscar.


No me latió:

1. Al principio y como a la mitad de la película, el ritmo de la misma se cae un poco y esto puede resultar aburrido para algunos.


Publicar un comentario