domingo, 4 de julio de 2010

Ámame o Muérete (Killers, 2010)

Recomendada para: Si eres gring@, menor de 16 años o si eres uno de los 5 millones de followers de Ashton Kutcher en Twitter.
No recomendada para: Quienes valoran su tiempo, su dinero y su salud mental.
Ya tenía un rato que no me tocaba ver una película tan mala, incluso pensé que podría librar el año sin sufrir de algun tipo de daño cerebral permanente ocasionado por el mal cine, que ingenuo fui. No entiendo a la juventud gringa, o mejor dicho, no entiendo porque adoran e idolatran a personas que carecen completamente de talento. Ah sí, ya recordé: "porque son super cool, super guap@s y así" PFFFFF. Lo peor de una película como Ámame o Muérete (aparte del título en español) es que las distribuidoras mexicanas creen que el público mexicano es igualito al gringo, así que le dan preferencia en cartelera a estas CHINGADERAS por encima de cintas un millón de veces mejores, por ejemplo Kick-Ass o El Secreto de sus Ojos. En fin, he aquí el porque deben evitar esta porquería:

- Todo comienza cuando a Jen Kornfeldt (Katherine Heigl) la corta el novio porque éste la considera aburrida y poco espontánea. Jen trabaja para una empresa informática por lo que automáticamente es una ñoña, una nerd (cliché) y como eso es lo PEOR del mundo -según Hollywood- pues ningún hombre quiere estar con ella, aunque se este cayendo de buena. Total que Jen se va de vacaciones con sus padres a Francia (pffff) para olvidar sus penas. Recuerden que para los gringos esto de viajar con la familia es PATÉTICO, es de perdedores ¡¡QUÉ HORROR!! Desde este momento (no van ni 3 minutos) la película intenta desesperadamente hacernos reir con una sarta de chistes malos y tontos.

- En Francia vemos a Spencer Aimes (Ashton Kutcher) llevar a cabo toda clase de actividades que sólo los asesinos a sueldo pueden hacer, como conducir un Ferrari, hablar francés y ligarse chavas de ensueño. OBVIAMENTE tiene que ser un asesino ¿qué otra explicación podría haber? Spencer se está hospendando en un hotel que CURIOSAMENTE es el mismo en el que Jen y su familia acaban de registrarse. Jen se mete al elevador y en uno de los pisos entra Spencer topless, haciendo gala de su gran musculatura de ASESINO (al estilo del lobo marica de Crepúsculo). Como es de esperarse, el apuesto galán invita a Jen a cenar y ella acepta sin dudarlo un segundo. Que no les quede duda, la única meta del personaje de Ashton Kutcher es tratar de hacerlo ver bien a él, cosa que por supuesto no sucede porque ¿quién le va a creer a éste teto que es un matón?

- Spencer y Jen van a pasear, a bailar, a cenar y como estan hechos el uno para el otro (cliché) se enamoran en tan sólo unos días (cliché). A raíz de esto, Spencer decide que es momento de dejar la vida de asesino y se reune con su jefe para comunicarle su decisión. Su jefe le dice que está bien pendejo (sí que lo está) y que debe pensarlo bien, bla, bla bla. Spencer le responde una cursilada como "es que cuando concoci a Jen, por primera vez en la vida me sentí vivo" Awww ¿a poco no es lindo? ¡¡¡¡QUÉ ROMÁNTICO!!! Pffffff.

- Jen y Spencer se casan, se mudan a los suburbios y se vuelven algo así como la pareja gringa ejemplar: son buenos vecinos, buenos ciudadanos, super exitosos en sus trabajos, etc. Un día el antiguo jefe de Spencer se pone en contacto con él para decirle que le tiene un trabajo y que más le vale aceptarlo o pagará la consecuencias. Spencer lo rechaza pero se queda inquieto y empieza a sospechar de todo a su alrededor. ¿Y cómo no hacerlo? recuerden que se trata de temibles ASESINOS.

- Spencer llega espantado a su casa y se topa con que le prepararon una fiesta sorpresa por su cumpleaños. Todo es buena onda y diversión que hasta se le olvida que los ninjas, digo los asesinos, podrían estar acechando en cualquier lugar. Henry, el mejor amigo de Spencer, se queda a dormir porque está muy ebrio para irse a su casa. Por la mañana Jen se va al aeropuerto y Spencer se dispone a desayunar cuando de repente Henry lo ataca con un cuchillo ¡¡ES UN ASESINO!! Jen regresa a la casa y para su sorpresa encuentra a su marido y al amigo peleando a muerte. Quiero hacer una mención especial acerca de lo mal que actua Katherine Heigl, quien en esta parte se avienta un grito taaaaaaan falso y poco creíble que se supone nos debía dar risa pero pues no fue así. Continuando con la cinta, Spencer le pide a Jen que vaya por su arma y finalmente someten a Henry. Él les informa que hay un precio por la cabeza de Spencer y que todos los asesinos del mundo lo van a estar cazando. Algo que no les comenté antes fue que Henry es un tipo cualquiera, gordo y medio tarugo, no se como a los guionistas se les ocurrió que un personaje así podía ser un temible asesino ¡¡FAIL!!

¿En verdad les creen que son asesinos? pffff

- El resto de la película son como 40 minutos más de lo mismo: una persona que ellos conocen resulta ser un despiadado y cruel asesino. El vecino, la asistente, el cartero, la piruja de la oficina, la mejor amiga de Jen y así prácticamente cualquier personaje en escena que no sean ellos, es un asesino y creánme, cada que aparece alguno es peor y más chafa que el anterior. Y se supone que son TERRIBLES ASESINOS PROFESIONALES. Otra cosa que también es lo mismo el resto de la cinta son los diálogos de Jen, que se la pasa diciendo "Dime la verdad en este preciso momento", "Me mentiste ¿cómo puedo volver a confiar en ti?", etc.

- Para hacer todo más "dramático", Jen está embarazada y entonces, de un momento a otro, pasa de ser una mujer débil, común y corriente a ser una chica ruda que dispara armas y mata gente.....¿neta esperan que nos creamos esto?

- Jen y Spencer deciden volver a su casa para agarrar sus cosas y escapar a donde nadie pueda encontrarlos. Cuando se encuentran empacando, varios asesinos los atacan y la mejor amiga de Jen, Kristen, la toma de rehén junto con su mamá (nunca me quedó claro de donde diablos sacaron a la mamá pero bueno). El papá de Jen aparece para salvarlas y en cuanto Spencer entra a la sala, se apuntan mutuamente con las pistolas (sin albur). Finalmente llegamos al momento más PINCHE de la película, la explicación. Resulta que el papá de Jen también es un asesino y cuando vió a Spencer entrar al hotel en Francia hace 3 años, supo que andaban tras de él. A partir de entonces nunca confió en Spencer, así que "plantó" asesinos en su vida para tenerlo vigilado. El ex-jefe de Spencer se había vuelto corrupto y malo, por eso cuando hizo contacto nuevamente con Spencer, el papá de Jen pensó que lo querían matar y decidió "activar" a los asesinos.....Dios mío, que explicación tan ESTÚPIDA. Como la película cursi y tonta que es, todo acaba en felicidad después de que Jen los amenaza con que no verán al bebé si no dejan de guardar secretos y empiezan a llevarse bien. Todos acceden y se vuelven una gran familia feliz. FIN.

- En verdad la película es MUY MALA, basta con ver que el productor es el mismo Ashton Kutcher. Lo cual tiene algo de sentido si lo piensan bien: NADIE en su sano juicio produciría una porquería como ésta, así que tuvo que hacerlo él mismo. En serio Ashton ¿no te has dado cuenta? NO TIENES TALENTO, acéptalo y sigue tu vida. Nos caías bien en That 70's Show, pero eso era porque el personaje era muy gracioso, no tenía nada que ver con que fueras buen actor. Luego hiciste El Efecto Mariposa (The Butterfly Effect) y hay que reconocerlo, no lo hiciste tan mal. Fuera de eso, tus demás películas son una ofensa para el intelecto y el humor de la gente. Después tuviste tu show de televisión que fue un fracaso y finalmente te casaste con Demi Moore, razón por la cual siempre te respetaremos y admiraremos. Pero neta, no vuelvas a pararte en un set de televisión o cine, a no ser que sea para limpiarlo.

- Lo mismo va para Katherine Heigl, en sus primeras películas lo hizo muy bien pero ya se choteó demasiado. Siempre hace el mismo papel, el de la mujer exitosa que no tiene suerte en el amor por ser "ñoña". Y siempre se avienta esos gritos tan falsos y tarados. En verdad, que se tome unas vacaciones y después que se ponga a buscar otro tipo de papeles. No es y nunca será la reina de la comedia romántica como ella misma afirma, se necesita ser mucho más que una cara bonita para eso, se necesita tener gracia y ella no la tiene.

- Y ni que decir de los papás de Jen. El padre es ni más ni menos que Tom Selleck, uno de los machos alfas más grandes y famosos de todos los tiempos. ¡¡Por favor, es MAGNUM!! No puedo creer que se haya prestado para esta clase de porquería. La mamá de Jen es una actriz llamada Catherine O 'Hara, para que la ubiquen ella era la mamá de Kevin en Mi Pobre Angelito (Home Alone). Su personaje es quizás el peor, toda la película se la pasa bebiendo cantidades industriales de alcohol. ¿Desde cuándo el alcoholismo se volvió gracioso? OJO, antes de que me tachen de moralista, una cosa son los borrachos haciendo tarugadas y malacopeando, y otra muy distinta esperar que la gente se bote de la risa con una señora que siempre sale bebiendo sin chiste alguno.

Concluyendo, Ámame o Muérete es una PÉSIMA película que engañosamente promete al espectador risas de a montón, pero que en realidad es un somnífero que puede causar daños cerebrales. Es una mala copia de Sr. y Sra. Smith (Mr. & Mrs. Smith) pero sin la acción, lo cool y sexy de sus protagonistas. Si no tienen nada mejor en que gastar su dinero les recomiendo que lo quemen antes que usarlo para ver esta porquería.


Publicar un comentario