viernes, 25 de junio de 2010

Toy Story 3 (2010)

Recomendada para: TODO EL MUNDO.
No recomendada para: ¿En verdad existe alguien que no quiera verla? Si sí, ¿qué haces todavía respirando?
Hace 15 años Pixar estrenó el primer largometraje hecho completamente por computadora (conocido como CGI) e hicieron historia, pues marcaron el comienzo de una nueva era para la industria del cine. Desde entonces y hasta la fecha, Pixar ha sido el rey de éste "género" y película tras película, no sólo se han superado a sí mismos, sino que nos han cautivado -muchas veces al borde de las lágrimas- con cada una de sus historias (con excepción de Cars que apestó). Finalmente tras más de 10 años de espera -Toy Story 2 salió en 1999- los juguetes favoritos de todos están de vuelta en la última cinta de la trilogía, que es por mucho (no estoy exagerando) la mejor de la misma.

Woody, Buzz y el resto de los juguetes han vivido grandes aventuras a lo largo de los años junto a su dueño Andy. Pero finalmente pasó lo inevitable: Andy creció y está a punto de irse de casa para estudiar en la universidad. Lo anterior tiene a todos muy preocupados, pues temen ser desechados y tras una confusión por parte de la mamá de Andy, los juguetes son regalados a la guardería infantil de Sunnyside. En ese lugar son bien recibidos por los juguetes locales y su líder, un oso cariñoso de peluche conocido como Lotso, los invita a formar parte de la familia. La noticia pone felices a todos, con excepción de Woody, quien insiste en que deben regresar con su dueño antes de que sea demasiado tarde. Las cosas se complican cuando la verdad acerca de la guardería es revelada y los juguetes deberán hacer todo lo posible para salir bien librados del embrollo.

El guión es excelente, se nota que los escritores se pusieron a pensar muy bien en lo que querían contar y en como hacerlo. Algo muy interesante es la forma en que apela perfectamente a dos tipos de público, me refiero a que por un lado tiene los suficientes elementos para que l@s niñ@s se diviertan y por el otro, la película da conclusión a una historia que muchos venimos siguiendo desde hace más de una década. Y en esto último es donde creo que radica el verdadero encanto de la cinta, pues existe toda una generación que -al igual que Andy- creció a lo largo de estos 15 años y que al ver el desenlace se sentirán sumamente identificados y uno que otro seguro derramará algunas lágrimas. A pesar de que el mensaje de toda la trilogía se mantiene (una crítica a la cultura del consumismo), existe uno mucho más importante y ad hoc que trata sobre los ciclos que uno va cerrando en la vida conforme va creciendo. Un factor importante para lograr este efecto en el público adulto es que muchos de los juguetes que aparecen a lo largo de la cinta en verdad existieron, por lo que la nostalgia de la infancia está a todo lo que da.

Con respecto a los personajes, la mayoría de los juguetes están de vuelta y se agregaron unos cuantos con personalidades bastante interesantes. No voy a profundizar mucho en esto pues no quiero arruinarles nada. El doblaje al español es impecable y afortunadamente no recurrieron a la jerga del español para "caerle" bien al público joven, osea nada de "chale", "chido", "carnal", etc. Lo que sí es que el actor que presta su voz a Woody no es el mismo que en las dos cintas anteriores, sin embargo hizo muy bien su trabajo que sólo los muy clavados notarán la diferencia.

Y como bien ya todos sabemos, al hablar de una película de Pixar no podemos dejar de lado el corto animado que predecede a la cinta. En esta ocasión se trata del corto Día y Noche y déjenme decirles que si no es el mejor que tiene Pixar, al menos está en el top 3. La idea es maravillosa, pero lo mejor es que optaron por usar animación tradicional en 2D y mantener la animación por computadora (CGI) en un mínimo.

En conclusión, Toy Story es una grandiosa película, de lo mejor que veremos en el verano y que nadie por ningún motivo debería perderse, así de simple. El final de la trilogía no podría haber sido mejor, en verdad que es conmovedor, con decirles que lo primero que hice al regresar a mi casa fue abrazar a mis peluches (soy bien cursi lo sé). Pixar sigue y seguirá asombrándonos con sus historias que apelan a nuestros sentimientos y emociones más humanas. ¡¡VAYAN A VERLA!!

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Me latió:

En general puedo decir que la película me encantó de principio a fin, disfruté cada segundo de ella y no puedo esperar volver a verla. Aún así he aquí mis partes favoritas.

1. Una de las parejas más icónicas de la cultura pop hace su aparición: Barbie y Ken. La caracterización de ambos está genial, Ken es un metrosexual incomprendido del que todos los demas juguetes se burlan y Barbie es toda una airhead, una tonta rubia pues.

2. ¡¡¡TOTORO!!! Ya lo había visto en el corto y en realidad no sale mucho ni hace gran cosa, pero es Totoro y sólo por eso la película tiene puntos extra. Un momento....todos saben quién es Totoro ¿verdad? ¿no? ¿qué DIABLOS están esperando entonces? Vayan corriendo a su videoclub o tienda de películas de confianza y vean Mi Vecino Totoro (My Neighbor Totoro).

3. Buzz Lightyear versión gachupina es una de las mejores puntadas de toda la película. ¿Lo mejor? cuando baila flamenco EPIC WIN.

4. El Señor Cara de Papa se gana al público -nuevamente- con sus múltiples ocurrencias, en especial cuando se vuelve el Señor Cara de Tortilla.

5. Cuando Woody está en casa de la niña y el payaso Risitas le cuenta la historia acerca del pasado de Lotso. El contraste entre el nombre del payaso y su aspecto es la neta.

6. El final UFFFFF tuve que hacer un gran esfuerzo para no ponerme a berrear como quinceañera. Como mencioné anteriormente, la clave está en que todos los que vimos Toy Story cuando eramos niños, ya crecimos al igual que Andy y en algún punto de nuestras vidas hemos tenido que cerrar un ciclo y decir adiós, por eso el final de la cinta nos hace clic enseguida.

No me latió:

Dirán que soy super subjetivo y mil madres más pero no me importa. La película no tiene ningún pero, no hay nada acerca de que quejarse. De verdad, si no puedes disfrutar una película como ésta, házte un favor y pegate un tiro.


Publicar un comentario