miércoles, 19 de mayo de 2010

Robin Hood (2010)

Recomendada para: Fans de las películas de época o si te gustaron las cintas anteriores del director, Gladiador (Gladiator) y Cruzada (Kingdom of Heaven).
No recomendada para: Si las historias con intriga política o las cintas lentas te duermen.
Ridley Scott es uno de los mejores directores de nuestros tiempos y es que además de talentoso y perfeccionista, es bastante versátil. Sólo basta con echarle un vistazo a su currículum en el que figuran auténticas joyas del cine como Aliens o Blade Runner para constatar lo anterior. Curiosamente a pesar de ser uno de los grandes, rara vez oímos hablar de él ya que lleva una vida bastante sencilla y ordinaria. Quizás sea que es inglés, pero el hecho es que no anda por la vida presumiendo ni metiéndose en problemas de escándalos sexuales como otros (cough cough Polanski) . Este año su más reciente cinta fue la seleccionada para inaugurar el festival de Cannes y tan sólo unos cuantos días después se estrenó en las salas de cine de todo el mundo. Scott nos presenta una cinta con un gran valor en cuanto a producción y técnica se refiere, pero que lamentablemente no logra superar el nivel que el director alcanzó con Gladiador.

Tras una fallida cruzada en medio oriente, el ejército inglés encabezado por Ricardo Corazón de León (Danny Houston), emprende el regreso a casa. Entre sus filas se encuentra el arquero Robin Longstride (Russell Crowe), quien después de la muerte del rey decide desertar junto con otros soldados. En su camino descubren que los caballeros encargados de llevar la corona del difunto rey, fueron emboscados y Robin le promete a un moribundo Robert Loxley llevarle su espada a su padre en Nottingham. Robin y su grupo aprovechan la situación y se hacen pasar por caballeros para regresar a Inglaterra sin imaginar que su plan los llevará a jugar un rol importante en el curso de la guerra civil que se avecina.

El guión no es malo pero tiene dos grandes problemas. El primero es que por alguna extraña razón, las películas de época de Ridley Scott son todas iguales, el mismo tipo de personajes, la misma trama, los mismos CLICHÉS, etc., pareciera que lo único que cambia es la época y los nombres. El segundo es esa costumbre que tiene Scott de politizar demasiado sus cintas, de hacer que la trama gire en torno a un conflicto de intereses políticos y que da como resultado que la gente acabe cabeceando y roncando en las salas. Digo, ¿quién va al cine para ver bla bla político? Para eso mejor me quedo en casa viendo el History Channel. Por otro lado el mérito del guión está en el hecho de la cinta es una precuela a la leyenda del forajido que todos conocemos, eso le permite jugar, experimentar y estirar la historia a su conveniencia, no hay forma de afirmar "ah no, eso nunca pasó" porque simple y sencillamente no existe registro exacto de quien fue Robin Hood. Esto último es muy importante y debe tenerse en cuenta antes de ver la película, no se trata del Robin Hood que todos conocemos, ese que viste mallones verdes, sombrero chistoso y es "comunista" :P

Pasando a las actuaciones, la cinta cuenta con un gran reparto que no defrauda en ningún momento. Russell Crowe encarna al legendario arquero inglés de la campiña inglesa y lo hace bien pero me da la impresión que no era el actor indicado para el papel. De entrada se ve demasiado viejo y fuera de forma (osea está gordo) además de que no logra sacudirse la imagen de Maximus en Gladiador. El nombre de Cate Blanchett es sinónimo de calidad actoral y la ganadora del Oscar lo demuestra una vez más con la mejor actuación de la película y en la cual la actriz logró balancear la fortaleza de su personaje con el humor e incluso el romance. Ella interpreta a Marion, la mujer que lleva la riendas de la familia Loxley y que después de enviudar se ve obligada a participar en la farsa de Robin haciéndose pasar por su difunto marido. A Mark Strong los papeles de villano le quedan de maravilla y en esta ocasión él interpreta a Godfrey, el traidor que conspira junto con los franceses para debilitar al rey Juan y así invadir Inglaterra. El rey Juan es interpretado por Oscar Isaac a quien el papel parece haberle quedado grande, su actuación me pareció muy exagerada, escandalosa (se la pasa gritando) e irritante. El resto del reparto lo integran Max von Sydow como Walter Loxley, William Hurt como William Marshal, Mark Addy como el carismático frayle Tuck y Kevin Durand, Scott Grimes y Alan Doyle como los integrantes de la banda de Robin. Una agradable sorpresa fue la breve participación de Denis Menochet, a quien siempre recordaremos por su personaje de Perrier LaPadite, el granjero del primer capítulo de Bastardos Sin Gloria (Inglourious Basterds).

Algo que siempre se disfruta de las películas de Ridley Scott es la gran técnica y los detalles utilizados para transportarnos por completo a la época y lugar en cuestión. La fotografía es maravillosa, no se cómo le hizo pero Scott hace ver a Inglaterra como un lugar verde, soleado y no como la roca gris y pantanosa que estamos acostumbrados a ver en el cine. Los vestuarios y la escenografía también son muy buenos, por lo que no me extrañaría que la película recibiera nominaciones al Oscar en éstas categorías. Finalmente la música -como era de esperarse- es excelente y es completamente ad hoc con los que vemos en pantalla.

En conclusión, Robin Hood es una entretenida cinta que trata de mantener la esencia del "héroe" de los bosques de Sherwood, al mismo tiempo se atreve a jugar con la historia para ofrecernos un relato original y un enfoque distinto del hombre detrás de la leyenda. A pesar de lo anterior, la película no logra superar el tedio que su ritmo ocasiona ni tampoco hace nada por evitar los absurdos clichés del género. Menos bla bla bla y algo más de acción o de hazañas de los llamados "hombres alegres" hubiera sido muy deseable. De todas formas es una buena opción para pasar un buen rato el fin de semana.

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Me latió:

1. Es interesante como estiraron y jugaron con la historia para presentarnos el nacimiento y los origenes de la leyenda de Robin Hood.

2. Visualmente y en cuestión de ambientación, la película es casi perfecta.

3. Hay una única escena en la que vemos algo del Robin Hood que todos conocemos, es aquella en la que Robin junto con sus hombres, roban una carreta de la Iglesia para darle semillas a los campesinos del pueblo. Robar a los ricos para darle a los pobres.

4. De pérdida Robin hizo gala de sus habilidades como arquero para matar al villano atravesándole el cuello con una flecha mientras éste huía.

5. Sí sale el famoso rival de Robin, el sheriff de Nottingham. La escena casi al final en la que el sheriff anda pidiendo un clavo para colgar una ley y de un flechazo "alguien" la clava en el árbol, es sensacional.

6. La secuencia de los créditos está muy padre pero muestra escenas que ni al caso, sobre todo de las cruzadas WTF.

No me latió:

1. Hay demasiado bla bla bla político y mucho ni viene mucho al caso. Por un lado está el rey débil y antipático al que ni su propia madre quiere y que todo lo que hace sólo ocasiona que lo quieran menos. También están los "políticos" que como no les parece lo que el rey hace, pues andan de revoltosos. Y en medio de todo esto está Robin Hood, que por "azares del destino" acaba siendo la figura principal de éste conflicto de intereses y salva el día. Todos hacen lo que él dice sin cuestionarlo ni nada por estilo, como si su voluntad fuera divina. Poco faltó para que pusieran que Robin debió haber sido el rey o alguna pendejada así.

2. El arma característica de Robin Hood es el arco, ¿no? entonces no me explico porque se pasa la mayor parte de la película usando una espada y en la batalla final incluso usa uno como martillo con pico (no recuerdo como se llama el arma).

3. Justo antes de comenzar la batalla final, Marion aparece de la nada con armadura y un escuadrón de niños vagabundos del bosque que le patean el trasero a los franceses. Marion no tenía nada que hacer en esta batalla, está completamente injustificada su participación, ahora resulta que secretamente ella era una gran guerrera...NO MAMEN, sin mencionar que parece un vil plagio de Eowyn en el Señor de los Anillos: El Retorno del Rey. Por otro lado, está bien que los franceses sean unos perdedores, pero de eso a que no puedan con unos niños es el colmo.

4. Ok, me quedó claro que Robin era el elegido para salvar a Inglaterra y todo ese cliché pero ¿qué DIABLOS con la escena en la que recuerda su pasado? Sir Loxley le dice que cierre los ojos y mágicamente Robin recobra sus recuerdos de la infancia....POR FAVOR ¿es lo mejor que se les ocurrió?


Publicar un comentario