lunes, 11 de enero de 2010

Sherlock Holmes (2009)

Recomendada para: Si te gusta el género de la novela policiaca o si eres fan de Guy Ritchie.
No recomendada para: Si te parecen jaladas las historias de detectives.
Sherlock Holmes es uno de los personajes literarios más entrañables de todos los tiempos y prueba de ello es que incluso para quienes no hemos leído sus aventuras, al escuchar su nombre invariablemente nos viene a la mente la imagen del detective de sombrero, capa y pipa que resuelve los más difíciles casos junto a su querido colega Watson. Tomando esto como base, Guy Ritchie reinventa al personaje y lo adapta -muy a su modo- a los tiempos modernos para brindarnos una entretenida cinta que además marca su regreso al cine tras ese gran error en su carrera y su vida llamado Madonna.

Sherlock Holmes (Robert Downey Jr.) y su inseparable amigo el Dr. Watson (Jude Law) se encuentran tras la pista del despiadado y misterioso asesino Lord Blackwood (Mark Strong). Después de su captura y ejecución el caso parece estar cerrado y Watson aprovecha para retirarse de la vida de detective y sentar cabeza con su prometida, lo cual no hace muy feliz a Holmes. Irene Adler, una ladrona profesional con quien Holmes tuvo alguna vez algo que ver, aparece repentinamente solicitando los servicios del famoso detective. Curiosamente esto coincide con la noticia de la "resurección" de Blackwood, hecho que comienza a esparcir el terror por toda Inglaterra. El caso se reabre y Holmes y un renuente Watson deberán usar todo su talento para averiguar que es lo que pretende Blackwood y detenerlo a toda costa.

Antes de continuar quiero aclarar algo: yo NO he leído nunca ninguna de las novelas de Sherlock Holmes así que desconozco hasta que grado la película se parezca o o no a las mismas (que si el personaje se parece, que si tal cosa nunca pasó en los libros, etc.). Se trata de un nuevo Sherlock Holmes que, aunque toma como base las novelas, no se mueve sobre la misma línea (algo como lo que hicieron con Star Trek). El argumento de la cinta es bastante bueno aunque el ritmo no tanto, en un momento la adrenalina está a todo lo que da y en el siguiente tenemos secuencias extramadamente calmadas. Quienes esten familiarizados con alguno de los trabajos anteriores de Guy Ritchie, rápidamente identificarán esos elementos tan particulares de su estilo: las tomas de la cámara, las escenas en cámara lenta, los constantes flashazos que explican algún detallito, etc.

Las actuaciones en general son buenas pero hay un par que no tanto. Robert Downey Jr. hace un excelente trabajo, si bien en la década pasada llegó tarde a la contienda, en ésta va que vuela a ser EL actor de la misma. Su actuación es en verdad impecable (ya fue nominado a un Globo de Oro) interpretando a un hombre excéntrico y medio loco cuyas habilidades de observación y deducción son inigualables y que sumadas a su ingenio lo convierten en el mejor detective. Mark Strong interpreta al villano de la historia y también lo hace muy bien, cada gesto, cada pose están perfectamente cuidadas para transmitir esa sensación de misticismo sobrenatural que envuelve a su personaje. El papel de Jude Law me pareció bastante decepcionante, su personaje lejos de agradar al público y tener presencia en escena resulta aburrido y hasta apático. El otro personaje que decepciona es el de Rachel McAdams que, si bien sale en pocas escenas, no destaca mucho que digamos, me parece que su inclusión fue meramente con propósitos de agradar a los fans de las novelas. Ninguno de los dos anteriores logra establecer química con el personaje de Downey Jr. quedando obviamente opacados por éste y es por eso que pasan completamente desapercibidos, aunque quizás la culpa de esto la tenga el guión. El resto del elenco lo integran Eddie Marsan como el inspector Lestrade; Geraldine James como la casera de Holmes y Watson, la señora Hudson y Kelly Reilly como Mary Morstan, la prometida de Watson. Tengo la impresión de que la aparición de estos últimos hará muy felices a muchos fans.

Uno de los grandes aciertos de la película está en su ambientación ya que los vestuarios y la escenografía nos remiten de inmediato a la Inglaterra de mediados del siglo XIX, un elemento sumamente importante y necesario para que la película funcione. El otro acierto es la música, ya que es el complemento perfecto de lo anterior. El talentoso Hans Zimmer (échenle un ojo a su currículum para darse una idea) fue el encargado de componer la banda sonora que combina varios de los elementos tradicionales de la música inglesa e irlandesa.

En conclusión, Sherlock Holmes es una cinta que es fiel a su promesa de entrener y lo hace sin necesidad de una trama compleja o muy elevada. Al final seguro se quedarán con ganas de ver más y es que precisamente se trata de la primera película de lo que promete ser una nueva -y esperemos que también éxitosa- franquicia.

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Me latió:

1. La forma en la que primero van estableciendo los misterios que parecen ser sobrenaturales y poco a poco se van esclareciendo con una explicación perfectamente razonable y creíble. La forma en la que Holmes hace el análisis de cada situación es sensacional.

2. El pique que trae Holmes con el inspector Lestrade en el que intercambian ingeniosos y sarcásticos comentarios.

3. La revelación al final de que el misterioso hombre que contrató a Irene es ni más ni menos que el némesis de Holmes: el temible profesor Moriarty. De hecho el final es muy bueno y me recordó mucho el de Batman Inicia (Batman Begins), con el policía informándole al héroe de que un nuevo villano ha aparecido.

4. Las siguientes escenas:
a) Cuando Holmes está deprimido en su cuarto y se la pasa disparándole a las cosas y molestando a la casera.
b) Después de que Irene lo visita para contratarlo, Holmes rápidamente la sigue por la calle mientras se va disfrazando para tratar de averiguar quien la contrató.
c) La pelea de Holmes contra el francés gigante, sobre todo el hecho de que son bien educados y corteses durante la misma. Lo mejor es sin duda la parte de los martillos.

d) La breve estancia de Holmes en la cárcel.
e) Cuando Holmes es llevado con el ministro y utiliza la chimenea para ocultarse, sacarle la sopa al malo y escaparse.

f) La pelea final entre Holmes y Blackwood en el puente, como todo buen villano Blackwood tiene una muerte horrible.

No me latió:

1. Tanto Holmes como Watson están muy karatecas a mi gusto, osea está bien que se sepan defender y todo pero de plano son invencibles a la hora de los golpes. La escena de la pelea de box callejero no tiene sentido alguno, no aporta nada a la cinta y hace ver a Holmes como el más rudo de todos los peleadores del mundo. También en esta escena exageraron demasiado la habilidad de deducción de Holmes, prácticamente ve el futuro ya que no hay ningún hecho que lo lleve a sus conclusiones. Lo que es peor, en esta pelea analiza TODO pero cuando se enfrenta al francés parece que se le olvidó como usar su "poder".

2. En algunas partes cuando Holmes está explicando parece que lo están apurando. Los flashazos pasan demasiado rápido y es tanta la información que es fácil perderse en la explicación. Incluso hay un gran error cuando está explicando los misteriosos poderes de Blackwood y se trata de la muerte del embajador gringo, es el que cuando le dispara a Blackwood se incendia. Resulta que Holmes no tenía forma de conocer ese hecho ni jamás obtiene una pista como para poderlo explicar.

3. ¿Dónde quedó el acento inglés de Sherlock Holmes?


Publicar un comentario