viernes, 13 de julio de 2012

Sombras Tenebrosas (Dark Shadows, 2012)

Recomendada para: Adolescentes, paleros de Tim Burton y los que anden buscando alguna comedia media zonza.
No recomendada para: Si buscas una película de terror o si crees que Tim Burton aún hace cine como solía.
Cada día estoy más convencida de que Johnny Depp y Tim Burton tienen algo que ver con el negocio de los disfraces de Halloween. En serio. Debo decir que siempre causa morbo ver al señor Depp en una más de sus interpretaciones post Piratas del Caribe -todas, cabe aclarar, excelentes prospectos para el disfraz de Noche de Brujas del año en curso- porque, seamos francos, siempre esperamos ver una actuación así de icónica de su parte. La realidad es que, en esta ocasión, tanto director como estrella se quedaron un tanto cortos.

Barnabas Collins (Depp) es un ricachón decimonónico y perfecta encarnación de la personalidad  romántica -o sea, medio dark, medio emo. Su familia vive prósperamente del negocio de la pesca en una casona de nombre Collinwood, ubicada en un pueblecito costero de nombre Collinsport (casi se podría decir que son la famila Slim del pueblucho este). Lo malo es que, como buen junior, Barnabas hace de las suyas y se liga a Angelique Bouchard, (Eva Green) la hija de la muchacha, sin estar realmente enamorado de ella. Cuando el verdadero amor le llega a Barnabas en la forma de Josette DuPres (Bella Heathcote), Angelique utilizará su poderes brujísticos para vengarse, matar a la susodicha, convertir a Barnabas en vampiro y encerrarlo por dos siglos. Cuando el vampiro despierta, en la década de los setenta del siglo veinte, el clan Collins ha perdido todo su antiguo esplendor y será tarea de Barnabas rescatar las glorias pasadas de su familia.

Como insinué al inicio, los que gustamos de las películas de Burton definitivamente esperábamos más. No con esto quiero decir que la cinta sea mala, sin embargo creo que en esta década del refrito, hasta al legendario Tim Burton le salen las cosas medio chafas. Porque sí, esta comedia burtoniana es un remake/tributo a una soap opera sesentera, que de cómico no tenía nada. La verdad sea dicha, el guión no es tan maravilloso como pinta el trailer y, si bien la dirección no tiene mucho que ver en esto, uno sí espera ver una historia que, de menos, sea original o bien llevada y no predecible y con una que otra solución sacada de la manga que, para los que no vimos la serie original, resulta absurda hasta el cansancio.

Otra queja: ¡el maquillaje está de lo más chafa! Hasta a mí me quedaron mejor las sombras bajo los pómulos para mi disfraz de catrina de algún Halloween. No sé si fue intencional o qué onda, pero Depp se ve terrible. A pesar de eso, la peli tiene dos que tres efectos especiales cotorros, los vestuarios están padres y la ambientación está genial: son los setenta más kitsch que he visto, incluso más que That 70's Show.

Quiero decirles también que, a pesar de que la película tiene un buen reparto, empezando por la Sra. Michelle Pfeiffer, están un poco desaprovechados. Debo decir que Chloe “Hit Girl” Moretz está pasando por una etapa de adolescente sangrona, que se deja ver demasiado bien en su interpretación de la zorra jovencita Collins y que cae bastante gordita. Y bueno, como no podía faltar, la señora de Burton, Helena Bonham Carter (de quien me confieso absoluta palera), hace su aparición como la Dra. Julia Hoffman, un personaje bastante jocoso, aunque medianamente irrelevante. La que se lleva las palmas en esto es Eva Green; su interpretación de la malvada Angelique es excelente, cae increíblemente bien de lo bitch que es.

Con todo, la cinta no es, en realidad, mala; hay partes bastante graciosas, está atascada de chistes simpáticos y se disfruta del principio hasta un poco después de la mitad, cuando el argumento se empieza a caer y el nudo se deshace de maneras bastante estúpidas. E insisto, si ya dijimos que Emonieves será el disfraz de Halloween por excelencia para las niñas este año, yo calculo que también veremos a varios Barnabas Collins circulando por allí (todos aquellos demasiado “cool” como para disfrazarse del choteadísimo Drácula).

Ana Sthal @anasthal


Me latió:

1. El muy ñoño chiste de McDonald's / Mefistófeles; casi me hago pipí de risa.

2. La cruda perpetua de Julia Hoffman. Como les dije, amo a esta mujer y me dio gusto verla de algo que no fuera similar a la Reina Roja o a Mrs. Lovett (ambos personajes bastante excéntricos que disfruté pero que ya me cansaron un poco).

3. El chiste de la “tiny songstress”. También me provocó carcajadas sonoras.

4. Eva Green en general pero, en particular, hacia el final de la película. Se ve mala, mala, madita, malísima y bastante escalofriante.


No me latió:

1. El pequeño David Collins es de lo más equis, su papá también y casi se me olvidó que salieron en la película en algún momento.

2. Que alguien, por favor, me explique cómo diablos solucionan todo con “Chloe Moretz es, en realidad, la mujer lobo” sin dar indicios de tal cosa en cualquier momento de la película. El mangazo de mangazos; cualquier mago barato estaría decepcionado de este truquito chafa.

3. ¿Dejaron espacio para una secuela? ¿En serio? Por favor, alguien dígame que eso fue mi imaginación.



Publicar un comentario