jueves, 16 de diciembre de 2010

Policía del Cine

Ya tenía rato pensando en escribir este post así que finalmente aquí esta. Ya les había mencionado en el primer post de este blog, que desde hace ya algunos años el cine se ha vuelto una de mis pasiones, a tal grado que veo prácticamente todo lo que está en cartelera (excepto Crepúsculo porque podría sufrir un derrame cerebral). Sí, a lo largo de este tiempo he visto de todo y si hay algo que en verdad no soporto de una película es que además de CHAFA sea ABURRIDA.

Soy de la idea de que si chupar en la calle, revelar documentos confidenciales en internet o andar de cariñoso con tu pareja en el coche son considerados delitos, entonces el hacer películas MALAS también debería considerarse uno. Piénsenlo un instante, uno acude al cine, paga su entrada (nada barata) esperando ver algo de calidad y le salen a uno con vampiros que brillan, escenarios pintados en cartón e incluso melodramas cursis de telenovela nacional. Lo peor es que utilizan toda clase de trucos para hacernos creer que la película será buena. Engañar a la gente para sacarle dinero está mal, ¿no? y en otras circunstancias seguramente lo arrestarían a uno por hacer algo semejante.

¿Por qué entonces sigue habiendo tanta película PINCHE en los cines? ¿Por qué cineastas que no dan una siguen recibiendo dinero para llevar a cabo sus "estafas" (que ellos llaman películas)? Debería existir un organismo encargado de perseguir el delito del MAL CINE y de castigar a los responsables, debería existir la POLICÍA DEL CINE.

Así que en lo que el mundo entra en razón y deciden hacerme caso, me autoproclamo a partir de hoy como el primer oficial de la polícia del cine. Mi misión: advertir al resto de la humanidad acerca de las películas pinches y señalar a sus responsables para que nadie nunca más vea algo hecho por ellos. Y para llevar a cabo esta noble labor, utilizaré la siguiente imagen especial en las reseñas para indicarles que esa película es un auténtico CRIMEN.

Para inaugurar esta nueva sección y como primer actor oficial de la policía del cine, declaro a El Atentado y a El Último Maestro de Aire (The Last Airbender) como películas nocivas para la salud y a sus directores, Jorge Fons y M. Night. Shyamalan respectivamente, culpables por sus crimenes en contra del cine y la humanidad.


El Atentado (2010)

No sabría decir que fue lo peor de esta película pero sin duda es una de las PEORES películas mexicanas que he visto en mi vida. La cinta supuestamente relata lo sucedido a principios de siglo XX cuando el presidente Porfirio Díaz fue víctima de un atentado de asesinato. Y digo "supuestamente" porque la película en realidad no cuenta nada y no tiene sentido alguno. Por si fuera poco, a alguien se le ocurrió que estaría "padrísimo" utilizar saltos en las líneas de tiempo para tampoco contar nada relevante. Un momento estas viendo un interrogatorio, de repente la escena cambia a un picnic en el campo donde todos comen tortas y una vez más cambia pero ahora a un tipo llorando en su celda. Así de rídicula y carente de sentido es toda la película.

Y la ofensa no termina ahí, la película tiene un gran elenco que el inepto de Fons no supo o no pudo controlar y dirigir. Es muy triste ver talentos de la talla de Daniel Giménez Cacho, José María Yazpik o Irene Azuela desperdiciados de esa manera. A esto súmenle la peor representación de Porfirio Díaz jamás hecha, me cae que cualquier niño de primaria durante los festejos escolares del 20 de Noviembre lo hace mejor.

Ni que decir de la escenografía, esos fondos PINTADOS parecen de obra de teatro de kinder. Para rematar, al final se quisieron ver muy "controversiales" con los payasos callejeros diciéndole al pueblo de México que "shhhhh", que la verdad nunca se sabrá......AJA. Se los hubiera comprado si el resto de la película fuera congruente con esta actitud pero no es así. Por cierto, copiar descaradamente la publicidad de El Origen (Inception) para su poster no estuvo nada chido.


El Último Maestro de Aire (The Last Airbender, 2010)

El caso de M. Night Shyamalan es uno muy triste. Después de alcanzar la fama mundial y ganarse el respeto de todos con Sexto Sentido (Sixth Sense), cada una de sus siguientes cintas fue peor que la anterior y su reputación también, aunque admito que El Protegido (Unbreakable) y La Dama en el Agua (Lady in the Water) son gustos culposos. Y a las pruebas me remito:

No he visto nunca la caricatura de Avatar en Nickelodeon, pero no fue necesario para imaginarme que su adaptación al cine sería una porquería, solo basto con saber que Shyamalan estaría al frente. Aburrida, con personajes chafas, actuaciones acartonadas y un dineral gastado en efectos especiales que no impresionan a nadie, El Último Maestro de Aire fue una ofensa para todo aquel que la vio y peor aún para los fans de la serie animada.

El personaje principal, Aang (Noah Ringer), es sumamente odioso, no habían pasado ni 10 minutos y ya quería que lo mataran o que de perdida se callara (ninguna de las dos ocurrió). También el que es su rival, Zuko (Dev Patel), está para llorar. ¿Cuando aprenderán que poner cara de "mamá, no me quiero comer las verduras" y hablar con voz aguardentosa NO los hace buenos villanos?

Lo único que me quedó claro al final de la película, fue que para invocar a los elementos tenían que bailar primero....¿en serio? ¿así también pasa en la caricatura? En ese caso Billy Elliot debería ser el Avatar, no hay niño bailador más cabrón que él. Shyamalan, hazle un favor a la humanidad y tómate un descanso, digamos unos 100 años sabáticos ¿va?


Publicar un comentario