miércoles, 18 de agosto de 2010

El Aprendiz de Brujo (The Sorcerer's Apprentice, 2010)

Recomendada para: Llevar a el/la hermanit@/sobrin@/hij@ al cine, fans de las historias de magia y público en general.
No recomendada para: Quienes consideran que las películas de fantasía son tonterías, si lo que te gustan son las tramas profundas y complejas o si tu niño interior murió hace mucho.
Comenzaré diciendo que Disney no es mi hit, sus películas me parecen intelectualmente ofensivas, es decir, me molesta la forma en que tratan a su público como si fueran tontitos. Sin embargo reconozco que hay un par de excepciones a lo anterior y una de ellas se llama Fantasía. ¿Todos vieron Fantasía, no? No me dejarán mentir al decir que lo mejor de esa cinta son los hipopótamos bailando ballet y un simpatiquísimo corto donde Mickey utiliza la magia para evitar hacer sus quehaceres. El corto se títulaba El Aprendiz de Brujo y sirvió de pretexto para que la mancuerna Disney-Bruckheimer hicieran una vez más de las suyas presentándonos una película palomera y entretenida.

Balthazar Blake (Nicolas Cage) es un poderoso hechicero que lleva miles de años buscando al sucesor de su maestro, Merlín, pues se dice que sólo él podra vencer para siempre a la malvada hechicera Morgana. La búsqueda de Balthazar termina cuando su camino se cruza con el de Dave Stutler (Jay Baruchel), un chico que a simple vista no parece tener nada de especial. Balthazar toma entonces a Dave como su aprendiz y comienza a instruirlo en las artes de hechicería, preparándolo para la inminente lucha contra las fuerzas de Morgana, lideradas por el archienemigo de Balthazar, Maxim Horvath (Alfred Molina). Dave descubrirá que convertirse en hechicero, salvar al mundo y conquistar a la chica de sus sueños no será nada sencillo, en especial si debe hacerlo todo al mismo tiempo.

El guión es la clásica fórmula Disney: el chico bueno pero medio loser, que supera sus miedos y se convierte en héroe al salvar al mundo del mal. Así que por este lado no hay sorpresas ni giros inesperados en la historia. Lo bueno es que la película se mantiene fiel a sí misma y no pretende ser algo que no es (su objetivo es entretener y nada más), sencillamente deja de lado las complicaciones de una trama elaborada y opta por una mucho más sencilla y bien detallada, que se hace acompañar por buenos efectos especiales. El sentido del humor que maneja la cinta es también bastante inocente (fiel a la fórmula) y consiste en una mezcla de parodias, situaciones chuscas y el clásico recurso del "pastelazo" (golpes, tropiezos, etc).

Las actuaciones están por encima del promedio, pero tampoco son la gran cosa. Nicolas Cage tiene bastante experiencia en este tipo de películas y lo demuestra mezclando la comedia con una actitud cool para crear un personaje entrañable para el público. Jay Baruchel no lo hace nada mal, pero su personaje es el mismo desde hace como 5 películas: el chico medio teto pero con buen corazón. Aún así, el público -sobre todo el juvenil- se sentirá identificado con el personaje y disfrutarán las ocurrencias de éste. Alfred Molina es todo un especialista cuando de hacerla de villano se trata y su actuación esta casi al nivel de la que realizó como el Dr. Pulpo en Spiderman 2. Su personaje lo tiene todo: actitud, diálogos sarcásticos e inteligentes, buen gusto, disfruta de ser el malo y tiene un sombrero ¿qué mas se puede pedir en un villano? La sorpresa de la película es Toby Kebbell, quien interpreta a Drake Stone, el aprendiz del Horvath. Su personaje es una parodia del "famoso" mago Criss Angel y sobra decir que es sumamente gracioso. Por el lado de las chicas, tenemos a Teresa Palmer interpretando a Becky, el interes amoroso de Dave y Monica Bellucci en un pequenísimo papel como Veronica, que al igual que Balthazar y Horvath, es discípula del poderoso Merlín.

¿Conclusión? El Aprendiz de Brujo es una buena opción para acudir al cine el fin de semana con la familia o los amigos. Se trata de una película que porta orgullosamente el sello Disney, lo que significa que está pensada para que el público la pase bien y vaya que lo logra. Tal vez no sea lo mejor de la cartelera, pero vale la pena darle una oportunidad. Por cierto, si son fans del juego de cartas de Magic The Gathering, chequen esto y pongan mucha atención a la película ya que hay por ahí una referencia bastante chistosa.

ADVERTENCIA: Los siguientes párrafos contienen información esencial acerca de la trama de la película.

Me latió:

1. Se trata de una película acerca de magia, por lo que los efectos especiales son bastante buenos. Desde los animales que cobran vida hasta el "hadouken" que los hechiceros utilizan, cada efecto está bien logrado.

2. La mancuerna Horvath-Stone es muy graciosa. Para Stone todo es como un juego, así que no se toma las cosas en serio y hace muchas payasadas. Por el contrario, Horvath no tiene paciencia para juegos y se la pasa regañando e insultando a su discípulo.

3. Hay una muy buen referencia a Star Wars que todo fan apreciará bastante. Se trata de cuando Horvath va a la escuela de Dave para averiguar su paradero y uno de los empleados se rehusa a dar cualquier información si Horvath no se identifica como profesor. Horvath utiliza sus poderes de persuasión (alias LA FUERZA) para hacer cambiar de parecer al empleado. Por si la referencia no fuera lo suficientemente clara, Stone se burla de la escena usando el diálogo exacto: "These aren't the droids you are looking for". WIN

4. Al principio comenté que la idea para la película salió de un corto en Fantasía, bueno pues hay una escena que es un tributo a dicho corto. Dave tiene que limpiar su laboratorio antes de que llegue Becky, así que hechiza a los trapeadores, las esponjas y otros productos de limpieza para que hagan su trabajo. Las cosas se salen de control y Dave es incapaz de deshacer el hechizo por sí mismo, es Balthazar quien finalmente aparece y arregla la situación. Para rematar, la música que se escucha durante esta escena es la misma que la del corto original. ¡¡¡EPIC WIN!!! Tan sólo por esto la película valió la pena para mi.

5. Una cosa queda clara al final de la película, Nikola Tesla ha sido el científico/inventor/ingeniero más CHINGÓN de toda la historia. Toma eso Alva Edison.

No me latió:

1. Ya sabemos que a la mancuerna Disney-Bruckheimer le encanta hacer secuelas de todo, pero no hay necesidad de hacer esto tan descaradamente como en final de la película.

2. ¿Bobinas de Tesla que hacen música? Independientemente de si es posible o no, la escena es demasiado cursi.

3. Se suponía que la matrioska mágica tenía encerrados en su interior a un sin fin de hechiceros malvados. En realidad solo había un par bastante chafas, en especial la niña de Salem que tiene el mismo número de diálogos que Darth Maul en episodio I.

4. Otro personaje nefasto es el amigo de Dave, un negrito que tiene los diálogos más random e irrelevantes de toda la historia, incluído uno acerca de una analogía de lobos y osos con la gente.


Publicar un comentario